Menú Buscar
Una foto de archivo de Quim Torra / EFE

La Guardia Civil localizó a Quim Torra en una de las naves con papeletas

El candidato nombrado a dedo por Puigdemont fue 'cazado' en una nave industrial donde se requisó, días después, material para el referéndum ilegal del 1-O

6 min

La Guardia Civil ya conocía a Quim Torra. El nuevo candidato a presidir la Generalitat de Cataluña fue localizado el pasado 2 de septiembre en una reunión privada que se celebró en una de las naves industriales donde días después se incautó abundante material de voto para el referéndum ilegal del 1-O.

La Benemérita informó sobre el hallazgo de 10 millones de papeletas e inició una investigación sobre los hechos y las personas que allí se encontraban, entre ellas el posible futuro presidente catalán. En dicha reunión se encontraron distintas personalidades del independentismo: la funcionaria de vicepresidencia Mercedes Martínez Martos, la directora de servicio de la Generalitat, Natalia Garriga y el propietario de la citada nave, Pau Furriol Fornells. Los tres fueron detenidos dos días después durante la operación Anubis.

Políticos y cargos públicos

En el documento escrito por el cuerpo y remitido al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, el 2 de septiembre de 2017 se produjo una reunión de varias personas "vinculadas al movimiento separatista catalán" en las naves del Polígono Industrial Can Barri, en Bigues i Riells, que pertenecen a Pau Furriols Fornells. En el dispositivo de vigilancia, los agentes observaron a varias personas introduciendo cajas de cartón y material diverso en las naves, entre las cuales se encontraba Torra, al que los investigadores señalaron como "miembro del Consejo Permanente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y también vicepresidente de Òmnium Cultural".

También identificaron a Mercedes Martínez Martos, funcionaria de la Generalitat; a Marta Vilalta Torres, directora general de la Juventud de la Generalitat; Chakir el Honrani Lesfar, concejal de JxSí, Marí Mar Fernández Peña, y a Vicente Pedret Clemente.

En estas naves se incautaron unos días después, el 20 de septiembre, un total de 9,89 millones de papeletas de votación para el 1-O, impresas con el "sí" o el "no" a la independencia, así como numeroso material electoral, como carteles con la leyenda "local electoral", actas de lista numerada de votantes con la inscripción "referéndum de autodeterminación de Catalunya 2017", actas de sesión de escrutinio y de constitución de mesa electoral.

Un vehículo como pista final

La Guardia Civil pudo localizar las papeletas y conocer el fin de estar reuniones gracias a los pinchazos telefónicos y las conversaciones entre Natalia Garriga y el secretario de vicepresidencia Josep María Jové. Tras analizar las conversaciones, los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia sobre la directora de servicios de la Generalitat, quien les condujo a Mercedes Martínez Martos, por una reunión que tuvieron ambas en el vehículo de la primera.

Tras bajar del coche Natalia Garriga, los agentes siguieron al vehículo que les llevó a las citadas naves de Bigues i Riells, donde el 29 de agosto, Mercedes Martínez Martos mantuvo una reunión con el propietario de las mismas, Pau Furriol Fornells.

Delatados entre ellos

En ese informe, la Guardia Civil incluye una conversación telefónica que se produjo el 2 de septiembre en la que el director de Patrimonio de la Generalitat, Frances Sutrias, llama a Jové desde el teléfono fijo del bar La Nau, sito en la urbanización Can Barri, en Bigues i Riells, y le explica que está esperando a "la Mercé" ya que no podía hacer nada sin ella porque es la que "lleva toda la planificación".

Jové le pregunta si están todos y Sutiras le contesta que sí, que llevaban ya una hora allí. Incluso le dice que él se tendrá que marchar y que se quedará Ferrán al mando, recriminándole rápidamente Jové que diga nombres por teléfono. Sutrias trata de tranquilizarle diciéndole que le está llamando desde un teléfono fijo, pero el secretario de vicepresidencia le responde que el suyo es un móvil y le pide que esperen a Mercedes porque no pueden hacer otra cosa.

Posteriormente, en los registros que realizó la Guardia Civil en la Conselleria de Economía, incautarían a Mercedes Martínez Martos el plan detallado de distribución del material electoral por los colegios.

Ese día, finalmente Mercedes Martínez Martos llegó a las citadas naves de Pau Furriol y a lo largo de la mañana, la Guardia Civil fue detectando la llegada de otros integrantes del movimiento separatista catalán, entre los que estaba Quim Torra, ahora designado por Carles Puigdemont como candidato a presidir la Generalitat de Cataluña.