Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Presidencia, Laura Vilagrà, durante la segunda sesión de las rondas de contactos de Aragonès con los grupos parlamentarios en la Generalitat / EUROPA PRESS

El Govern recula y enviará a Vilagrà a la cena con Felipe VI

La 'consellera' de Presidencia descarta ahora plantar al monarca para que la Generalitat esté presente en el acto empresarial y aduce que Puigneró no irá "por razones de agenda"

Ricard López
4 min

La consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, será finalmente la representante de la Generalitat de Cataluña que asistirá este miércoles a la cena del Círculo de Economía, en la que también estará el rey, Felipe VI, y a la que han rehusado acudir tanto el presidente del Govern, Pere Aragonès, como su vicepresidente, Jordi Puigneró.

Así lo ha anunciado la propia Vilagrà en rueda de prensa tras reunirse con el propio Aragonès y los grupos parlamentarios del PSC, la CUP y los comuns en su ronda de contactos con los partidos políticos catalanes. El presidente de la Generalitat --incómodo por la presencia del monarca-- había delegado la asistencia a la cena en Puigneró, que en principio había aceptado, pero luego se desdijo, supuestamente "por razones de agenda".

"Acto importante para nuestro tejido productivo"

Después de tantas turbulencias internas por este asunto, la consellera ha defendido la necesidad de que un miembro del Ejecutivo autonómico participe en la cena: "Es importante que estemos para reforzar la economía productiva de nuestro país". Por ejemplo, según ha dicho, "porque está el presidente del Corea del Sur, con quien tenemos que establecer relaciones importante entre países".

Vilagrà sostiene ahora que la voluntad del Govern es que la actividad del Rey no condicione la agenda política del Govern secesionista en este tipo de eventos: "Es un acto importante para nuestro tejido productivo porque estamos generando oportunidades y por esto tenemos que estar. Hemos cerrado esta cuestión y ya no hay debate".

Choque entre socios de Govern

Sea como fuere, el asunto había generado otro choque interno entre los socios del gobierno secesionista por ver quién debía representar a la Generalitat en el acto. En los últimos años, el Govern de Quim Torra, integrado también por ERC y JxCat, evitó en la mayoría de ocasiones enviar a sus máximos representantes para expresar su malestar hacia el monarca, hecho que provocó no pocas críticas tanto por el desaire en sí, como por el hecho de que el Ejecutivo catalán desatendía así a sectores económicos catalanes.

El presidente catalán, Pere Aragonès (d), y el vicepresidente, Jordi Puigneró (i), en el Hotel W, donde se celebra el encuentro empresarial del Círculo de Economía / CG
El presidente catalán, Pere Aragonès (d), y el vicepresidente, Jordi Puigneró (i), en el Hotel W, donde se celebra el encuentro empresarial del Círculo de Economía / CG

Según fuentes de Presidencia, Aragonès había optado por no acudir a la cena en cuestión porque consideraba suficiente abrir las jornadas del Círculo de Economía con un discurso este miércoles y luego, a las siete de la tarde, participará en un encuentro con empresarios y políticos internacionales, la mayoría de los cuales acuden a la cena con el Rey.

La extraña renuncia de Puigneró

Tras delegar su asistencia a la cena en Puigneró, y cuando esta ya se había confirmado, desde el Departamento de Vicepresidencia de la Generalitat lo rechazaron y plantearon a Aragonès que, si lo creía oportuno, delegara en otros miembros del Govern.

Puigneró ha alegado que ya tenía previsto en su agenda "con anterioridad" asistir el miércoles a las 19.30 a la Nit de les Telecomunicacions i la Informàtica, que, según ha apuntado coincide con la cena con el monarca.