Menú Buscar
El diputado del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, con un lazo amarillo en símbolo de apoyo a los políticos presos / EFE

El Gobierno ve “ofensivo” el lazo amarillo porque “no hay presos políticos”

El PDeCAT tacha de “autoritario, manipulador, retorcedor de la ley y sin convicciones democráticas profundas” al Ejecutivo

3 min

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, cree que el lazo amarillo en apoyo a los líderes del procés presos es “ofensivo”. En respuesta a una pregunta del portavoz del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano, durante la sesión de control al Gobierno, Catalá ha asegurado este miércoles que el símbolo “dice que hay presos políticos en España y no los hay; lo que hay son políticos presos”.

Cree que es una acusación que lanzan los diputados independentistas “tranquilamente”, mientras que otros en Cataluña “no pueden ni pasear porque les amenazas, les escrachan y les pintan sus viviendas; y a usted eso no le importa”. Lo ha dicho en referencia a las acciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) contra los partidos contrarios a la independencia y el juez del Tribunal Supremo que instruye la causa sobre el procés, Pablo Llarena.

Una “oportunidad” para rectificar

Campuzano le ha recordado a Catalá la decisión de la justicia alemana de no extraditar a Carles Puigdemont por rebelión y se lo ha presentado como una “oportunidad” de rectificar la judicialización del conflicto catalán. El diputado del PDeCAT le ha pedido también que empiece un diálogo para liberar a los presos.

A eso, el ministro ha respondido que “no vamos a decirles nunca a los tribunales lo que tienen que resolver, tampoco les vamos a escrachar ni coaccionar”. A través de Twitter, Campuzano ha mandado otro mensaje al Gobierno, de quien ha dicho que es “autoritario, manipulador, retorcedor de la ley y que carece de convicciones democráticas profundas”.