Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del Ayuntamiento de Barcelona / AJ. BCN

La gerente de servicios sociales de Barcelona, denunciada por presunta prevaricación y malversación

El comité de empresa acusa a Laia Claverol por gratificaciones "arbitrarias" a 123 trabajadores de los 1.104 de plantilla del IMSS, la mayoría cargos directivos o de gestión

3 min

La Junta de Personal y el Comité de Empresa del Ayuntamiento de Barcelona han denunciado el pago de "gratificaciones arbitrarias" a un centenar de cargos directivos o de gestión del Instituto Municipal de Servicios Sociales (IMSS), que el consistorio atribuye a las horas extras trabajadas durante la pandemia.

En un comunicado, la representación de los trabajadores ha anunciado que este miércoles ha presentado una querella contra la que fuera gerente del IMSS en el momento de los hechos, Laia Claverol, "imputándole un delito de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos".

Gratificaciones "arbitrarias"

La representación de los trabajadores ha indicado como "motivo principal" de esta querella el otorgamiento de gratificaciones de forma "totalmente arbitraria" a 123 trabajadores de los 1.104 de la plantilla del IMSS, "la mayor parte de los cuales, se ha comprobado al solicitar los listados de las personas gratificadas, son cargos directivos o de gestión", subraya la nota.

Fuentes del ayuntamiento consultadas por Efe han asegurado que durante los meses de marzo, abril, mayo y junio estas "123 personas tuvieron que hacer dedicaciones extraordinarias en fines de semana para atender necesidades derivadas de la gestión de la pandemia en el ámbito de residencias, de equipamientos para personas sin techo, de atención social básica, de alimentación o de otros".

Discrepancias

Desde mayo de 2020, los sindicatos han estado pidiendo al IMSS una gratificación para todos las profesionales que han estado atendiendo y soportando los efectos críticos que ha generado la pandemia, sin conseguir que el IMSS la contemplara, según los representantes laborales.

"No podemos tolerar que el IMSS haya actuado de manera unilateral en temas pactados de forma estructurada en el convenio, sin comunicarlo con anticipación ni establecer unas bases sólidas que, con transparencia y criterios objetivos y objetivables, permitiera a quien lo pudiera demostrar acceder a las mismas gratificaciones", apunta la representación de los trabajadores.

Gratificaciones "disfrazadas" como horas extra

Por eso, denuncian "el pago de gratificaciones disfrazadas como horas extras" y subrayan que presentan la querella para no tolerar una acción que consideran "injusta, arbitraria y sin fundamentación sólida, que vulnera los derechos de todas las trabajadoras que han destinado sus recursos personales y materiales a hacer el trabajo público encomendado para atender a la ciudadanía en esta situación de crisis".

La tenencia de alcaldía de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI ha lamentado la presentación de esta querella, que asegura no tiene "ninguna base que la justifique" y ha transmitido a Claverol "todo su apoyo".