Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La consejera de Salud, Alba Vergés, junto al secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon / EFE

La Generalitat defiende ahora las fiestas mayores "con 'seny'" y cree que Barcelona mejora

La Consejería de Salud reconoce su preocupación por otros tres brotes de la pandemia: Castelldefels, Figueres y Amposta

6 min

La Generalitat de Cataluña ve una mejora y estabilización de la pandemia de coronavirus en la ciudad de Barcelona y su área metropolitana y se muestra preocupada por otros brotes en la vecina Castelldefels, Amposta (Tarragona) y Figueres (Girona). Por todos ellos reclama a los ciudadanos que cumplan las normas de protección, aunque el Govern se mantiene reacio a un posible confinamiento.

El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, ha pedido este jueves a los catalanes que no se obsesionen con un posible, cercano o futuro encierro, pero sí presten máxima atención a las normas básicas de protección con responsabilidad donde se encuentren. En su opinión, y a pesar de sus registros de contagios en los últimos días, Barcelona "es una ciudad absolutamente segura".

Festejos "sin aglomeraciones"

Argimon se ha mostrado incluso partidario de que se celebren actos de las tradicionales fiestas mayores de verano, aunque poniendo "seny" ("sentido común"), días después de haber prohibido los botellones y obligado a cerrar locales de ocio nocturno en la capital catalana. 

"Yo creo que se han de hacer, pero de forma diferente. Carpas no podremos tener, seguramente. Hay que poner seny. Podemos hacer actividades que comporten distancia de seguridad, evitar aglomeraciones. Se puede hacer una chocolatada, pero no poniéndonos todos uno al lado del otro para irla a buscar ni compartir cubiertos", ha indicado el responsable de Salud Pública de la Generalitat.

Barcelona, "absolutamente segura"

La situación epidemiológica de Cataluña a día de hoy, según Argimon, mejora y se estabiliza, con una R0 (número promedio de casos nuevos que genera un positivo; es decir, su potencial pandémico) de 1 y con un riesgo de rebrote a la baja.

En Barcelona ciudad este indicador de la R0 se sitúa un poco por encima del 1, entre el 1,1 y el 1,2, bastante por debajo del 1,8 de hace una semana, con lo que la situación es también "estable".

Por ello, ha subrayado que la capital de Cataluña "es una ciudad absolutamente segura" y que esta opinión se ha remitido a la UEFA en una comunicación oficial para que pueda disputarse el partido de Champions entre el FC Barcelona y el Nápoles el próximo 8 de agosto.

Evolución en otras localidades

Esta situación de estabilidad de la ciudad de Barcelona viene acompañada de mejoras también en otras poblaciones cercanas, como Cornellà, L'Hospitalet de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Sant Adrià de Besòs y Badalona, donde la R0 va descendiendo hacia el 1 aunque "sin que se deba bajar la guardia", ha indicado.

En Lleida se ha conseguido que el R0 esté en el 0,8, por debajo del 1, aunque el alto número de casos detectados hace que exista un riesgo de rebrote del virus.

Precisamente este jueves se ha publicado en el Diario de la Generalitat la Resolución del Govern que modifica algunas medidas restrictivas en materia de salud pública para la contención del Covid-19 en la ciudad de Lleida y en los municipios de Alcarràs, Aitona, la Granja d'Escarp, Seròs, Soses y Torres de Segre.

Preocupación por Castelldefels, Figueres y Amposta

En el sentido contrario preocupan los brotes en Figueres (Girona), donde no se ha doblegado la curva de la infección; Amposta (Tarragona) donde se está haciendo un cribado de 600 personas de una empresa y con casos de trabajadores infectados en el Hospital Comarcal y en Castelldefels (Barcelona) donde el ayuntamiento ha pedido al Govern restricciones para contener los casos de Covid.

No todos estos brotes son iguales, ha puntualizado Argimon, que ha indicado que en Amposta el brote está en fase de control al concentrarse en una empresa, mientras que en Figueres "no se ha conseguido" parar la cifra de contagios a pesar de las restricciones establecidas hace casi dos semanas.

625 ingresados, un centenar en la UCI

Según datos de la nueva página web de Salud puesta en marcha este jueves, 625 personas enfermas de coronavirus están ingresadas actualmente en los hospitales catalanes, de las que 103 están en la UCI.

Según ha explicado en la misma rueda de prensa el director del CatSalut, Adrià Comella, la tendencia es que hay más consultas en la atención primaria y en los hospitales en los últimos días y que de cada 100 personas que acuden a las urgencias, 4,5 lo hacen por sospecha de padecer síntomas de Covid-19.

Comella ha indicado que se estudia reforzar con más personal en otoño la atención primaria para soportar "el envite" de la confluencia del coronavirus y la gripe estacional, si bien no ha precisado el número concreto de profesionales a contratar. En todo caso, ha subrayado que la próxima campaña de vacunación de la gripe deberá ser "más contundente", especialmente entre el personal sanitario y los cuidadores de personas mayores.

Destacadas en Política