Menú Buscar
La portavoz de ERC, Marta Vilalta, y el presidente del grupo parlamentario republicano, Sergi Sabrià, hablan ante el consejo nacional del partido este sábado en Barcelona / EFE

ERC reivindica a Alfred Bosch como el “político más generoso que ha visto el país”

El partido celebra este sábado un consejo nacional en el que también se pide avanzar hacia una mayoría independentista “más fuerte y transversal”

22.09.2018 12:38 h.
4 min

Alfred Bosch confirmó este viernes que cede el liderazgo de ERC de Barcelona a Ernest Maragall, el candidato que el partido independentista plantea para superar a Ada Colau en las elecciones municipales de mayo. Un día después de que hiciera el anuncio, y sin que haya reconocido los motivos de fondo de su paso atrás, el partido ha aplaudido su decisión. “Es el político más generoso que ha visto el país”, ha asegurado la portavoz, Marta Vilalta, este sábado en el consejo nacional que se ha celebrado en Barcelona.

Hasta la fecha, Bosch salía como vencedor en todas las encuestas que se han publicado respecto a los próximas locales. En sondeos como el de Crónica Global también se incluía una eventual candidatura encabezada por el exprimer ministro francés, Manuel Valls, el elemento que habría agitado ahora el tablero preelectoral.

El espíritu ‘maragallista’

El político galo presentará su propuesta el próximo martes. Se ha rodeado de un equipo con presencia de antiguos colaboradores de otro Maragall, de Pasqual cuando fue alcalde de Barcelona y presidente catalán. Cuestión que habría puesto nerviosos a los republicanos por quién podrá enarbolar la bandera del espíritu maragallista.

Otro elemento que habría pesado en su decisión es la mala relación de Bosch y la actual alcaldesa de la ciudad, Colau. Hacía poco probable un pacto postelectoral que también habría pesado a la hora de elegir al candidato.

Intervención de Rovira

Más allá de conformar la lista para las municipales de la capital catalana, ERC ha hecho un llamamiento al diálogo sin renunciar a sus proclamas independentistas. Ha sido el escenario elegido para que la secretaria general del partido, Marta Rovira, hablase a través de un vídeo filmado en Ginebra en el que pedía que el “republicanismo se siente y hable” con el fin de alcanzar “grandes consensos que permitan llegar a grandes acuerdos”.

Afirma que esta será la única fórmula para que el “país avance”. Incluso para que prosperen sus demandas secesionistas. ERC ha fijado como objetivo inapelable la celebración de otro referéndum, pero en esta ocasión pactado con el Gobierno de Pedro Sánchez y cuyo resultado sea vinculante.

Mayoría más fuerte y transversal

El vicepresidente de los republicanos, Pere Aragonés, ha incidido en el discurso de Rovira. Ha hablado de avanzar hacia una “mayoría mucho más fuerte y transversal” que sea “inapelable” en el avance hacia la república.

Afirma que se deben conseguir más apoyos internacionales y llama a “generar una opinión más favorable” a sus reivindicaciones a nivel estatal. “No confiamos de forma ingenua de que nos darán más”, ha indicado, “peor debemos señalar las contradicciones en el espacio en el que no se reconoce el ejercicio democrático”.

Los líderes republicanos han repetido que organizar un referéndum no es delito e incluso Vilalta ha asegurado que se deben cambiar “cárceles por despachos y atriles”. Todo ello, mientras la política parlamentaria sigue parada en Cataluña por la batalla que se ha iniciado en el seno de los independentistas.