Menú Buscar
Fotomontaje con Pere Aragonès (ERC) y Puigdemont (JxCat) en la carrera para las elecciones / CG

Choque entre ERC y JxCat sobre una nueva embestida rupturista si los 'indepes' superan el 50%

Aragonès advierte de que obtener la mayoría de los votos el 14F solo sería "el primer paso", mientras Ponsatí exige proclamar la República catalana inmediatamente

5 min

La posible obtención de más del 50% de los votos por parte de los partidos independentistas en las elecciones autonómicas del 14F --por primera vez en la historia-- y sus consecuencias enfrenta a ERC y JxCat.

Mientras la formación liderada por Oriol Junqueras insiste en que, para realizar una nueva embestida rupturista unilateral, haría falta una mayoría más holgada, cada vez hay más voces del entorno de Carles Puigdemont que exigen volver a proclamar la República catalana si los comicios dan la mitad más uno de los votos a los secesionistas.

ERC: "El primer paso"

Así, el presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), ha animado a los independentistas a superar la mitad de los votos en los comicios de febrero, pero ha advertido de que eso no es suficiente para volver a la carga con el procés.

"El primer paso es superar el 50%, absolutamente necesario, para ganar legitimidad interna y externa, pero sabemos que cuando el Estado nos pone en el juego que no es la democracia tiene las de ganar; con el poder de la fuerza nos envía la Guardia Civil, la Policía Nacional, fiscales, el Rey y la cúpula judicial alineada con la derecha", ha señalado durante un acto de presentación del libro Tornarem a vèncer (Volveremos a vencer), de Junqueras, en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). Pero ha matizado que hace falta ser "muchos más".

Ampliar los apoyos

Aragonès ha insistido en que "no basta con querer o proclamar alto y claro la independencia para tenerla", sino que debe ir "acompañada de una estrategia" del secesionismo que determine "cómo" se logra el objetivo de una república. Y a su juicio, este "cómo" pasa entre otras cosas por que los partidarios de la independencia sean "muchos más". Por ello, ha subrayado que ERC no quiere ceder la gestión de la Generalitat "del mientras tanto" no llega la secesión "a los que lo usarían para frenar los anhelos de independencia".

Una posición que ha compartido la secretaria general del partido, Marta Rovira, quien ha apuntado que, tras la experiencia posterior al referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, los independentistas deben ser "muchos más y estar más preparados". Rovira ha pedido ser "honestos" a la hora de tener presentes las "carencias" del movimiento secesionista frente al Estado y ha apelado a la "unidad estratégica".

Ponsatí: "Poner en marcha la república"

En cambio, la eurodiputada de JxCat Clara Ponsatí ha reclamado que, en caso de que los partidos independentistas logren más del 50% de los votos el 14F, el Parlament debe "dar pasos para poner en marcha la República catalana".

Así lo ha indicado en una entrevista en TV3, en la que ha denunciado que "nadie hace una propuesta rupturista" de verdad, ha criticado que "el Parlament ha renunciado a hacer su trabajo" desde el 1-O de 2017, y ha alertado de que "la ocupación del espacio autonómico por parte de los partidos que se denominan independentistas y el hecho de que haya un grupo muy importante de gente que vive de esto, de estar ocupando puestos de trabajo en el gobierno de la autonomía, es un obstáculo, una dificultad" para conseguir la secesión.

La "mediación internacional", "insuficiente"

Ponsatí también ha tildado de "insuficiente" la propuesta lanzada este viernes por los expresidentes de la Generalitat Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas en Perpiñán para pedir la "mediación internacional" en caso de superar el 50% de votos el 14F.

"Me parece insuficiente. Supongo que se ha de hacer alguna cosa más con el 50% de los votos a favor de la independencia", ha señalado.