Menú Buscar
ERC admite que siguen sin acuerdo sobre cómo investir 'president' a Puigdemont

ERC también admite que el Govern no estaba preparado para la independencia

El portavoz del partido anuncia que en el futuro evitarán poner plazos para llegar a conseguir un Estado catalán independiente

13.11.2017 13:19 h.
4 min

“No estábamos preparados para la independencia”. ERC entona el mea culpa. El portavoz del partido, Sergi Sabrià, ha admitido hoy que el Govern no estaba preparado para declarar la independencia ante la imposibilidad de hacer frente a un “Estado español autoritario”. En la misma línea se pronunció el domingo la exconsejera de Enseñanza Clara Ponsatí.

Al término de la reunión de la comisión ejecutiva de ERC de este lunes, 13 de noviembre, Sabrià ha dicho: "Hemos sido todos muy claros, ni el país ni el Govern estaban preparados para hacer frente a un Estado autoritario. Había una línea roja que era la no violencia. Y ante este riesgo se tomaron las decisiones”.

"Creo que es lo mismo de las palabras de Clara Ponsatí cuando decía este fin de semana que no estábamos preparados para la respuesta violenta del Estado. El procés siempre ha sido pacífico".

Apoyar al pueblo

Pero quien abrió fuego en este ejercicio de autocrítica fue la exconsejera de Enseñanza, quien este domingo aseguró que el Govern “no estaba preparado para aplicar la independencia”. Precisó que la Generalitat no reunía las condiciones necesarias “para dar continuidad política de forma sólida a lo que hizo el pueblo de Cataluña el pasado 1 de octubre”.

“Dar respuesta a esa contundente acción es lo que quizás no hemos sabido hacer de forma acertada”. La exconsejera también reconoció que no se esperaban que la respuesta desde el Gobierno fuera tan “contundente y autoritaria”. “Ha sido una respuesta de guerra”, ha sentenciado.

La línea roja

ERC defiende que la Generalitat hubiera implementado una república si no hubiera violencia, pero asegura que el Govern tenía indicios de que el escenario no sería pacífico: "Ante las pruebas claras de esta violencia, decidimos no traspasar la línea roja".

"Nunca hubiéramos superado la situación de poner en riesgo a los ciudadanos del país", y ha añadido que la independencia sigue siendo el objetivo primordial del partido.

Sin poner plazos

Sabrià ha defendido que no querían "comprobar con muertos" hasta dónde hubiera llegado la respuesta del Estado, y ahora incluirán en el programa electoral el impulso de un proceso constituyente sin poner plazo sobre cuándo debe conseguirse un Estado catalán.

Ha alegado que la costumbre de poner plazos no ha ayudado especialmente al proceso soberanista: "No es un tema de calendarios. No renunciaremos a nuestros principios. Continuaremos trabajando por lo mismo. Nuestro objetivo es la independencia y mantendremos siempre la línea roja de la no violencia".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información