Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sillas vacías y carteles "antifascistas" antes de la intervención de Ignacio Garriga (Vox) en el Parlament

ERC y la CUP vuelven a plantar a Vox: sillas vacías durante la intervención de Garriga

Algunos independentistas se levantan antes del discurso de Vox, mientras otros muestran carteles contra el fascismo

4 min

Nuevo plante de ERC y la CUP a Vox en el Parlament. El grueso de diputados republicanos y antisistema se han levantado antes de la intervención del líder del partido de extrema derecha, Ignacio Garriga, durante la segunda sesión de investidura fallida de Pere Aragonès (ERC) en la Cámara catalana. Ya lo hicieron el viernes, en el primer intento de nombrar a un presidente.

Desde la bancada de Junts han optado por mostrar carteles en los que se podía leer "Acción antifascista. Países catalanes" mientras intervenía Garriga. Los comuns también han exhibido papeles con la bandera antifascista, a diferencia de lo ocurrido el pasado viernes, cuando se marcharon durante el discurso de Vox. Cabe recordar que Vox es la cuarta fuerza en el Parlament tras las elecciones del 14F.

Rifirrafe con Borràs

Tras la intervención de Ignacio Garriga, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, le ha recordado que está permitido que los diputados expongan símbolos desde sus escaños y le ha explicado que en la sesión del viernes no se exhibió una esvástica, sino una fotografía en la que un mosso pisaba este símbolo nazi: "Esto no solo es un símbolo de la Guerra Civil española, sino del humanismo contra el fascismo".

Acto seguido, el diputado de Vox Joan Garriga le ha pedido la palabra a Borràs para exigirle imparcialidad, citando el artículo 39 del Reglamento de la Cámara catalana, y ha criticado que cada vez que habla Ignacio Garriga ella hace "declaraciones políticas". La presidenta ha respondido que ha hecho esas declaraciones porque el candidato de extrema derecha la ha interpelado en su intervención y ha querido aclarar lo del cartel de la esvástica, y ha recordado que tiene atribuciones de conducir la sesión, tras lo que le ha retirado la palabra.

Garriga: "Pugna entre Lledoners y Waterloo"

Ignacio Garriga, en su discurso, ha criticado a ERC y a Junts por querer trasladar "la pugna entre Lledoners y Waterloo" al Parlament, y ve los intentos de investir a Aragonès una batalla partidista entre ambos partidos por el mando, dice textualmente. Asimismo, ha tachado a Aragonès de ser "el títere de Junqueras, como Borràs del huido Puigdemont", y de hacer de la investidura una lucha de poder y no preocuparse por el conjunto de intereses de los catalanes.

Para el líder de Vox, en Cataluña no existe ningún conflicto político: "Existe un grupo de políticos, algunos presos, otros huidos y otros presentes, que han subvertido el orden constitucional y que utilizan las instituciones para impulsar su agenda de ruptura, el delito más grave de nuestro ordenamiento jurídico". En este sentido, también critica el acuerdo de ERC con "un grupo violento contrario a la propiedad privada, que fomenta la ocupación y cuyos cachorros destrozan Cataluña", en alusión a la CUP.