Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona / CG

ERC pide a Colau que informe sobre la situación del hotel Fairmont Juan Carlos I

La formación secesionista quiere saber su futuro y qué medidas de empleo hay previstas para los 300 trabajadores si el negocio no continúa

3 min

El grupo municipal de ERC ha reclamado al Ayuntamiento de Barcelona explique la situación de la renovación del derecho de superficie de los terrenos municipales donde se ubica el hotel Fairmont Juan Carlos I.

La formación secesionista también quiere saber qué medidas de empleo hay previstas para los 300 trabajadores en caso de que este negocio hotelero no continúe, y qué opciones de uso contempla para este espacio cuando termine su concesión en 2040.

Negociaciones con un fondo

El concejal Jordi Castellana, que ha presentado una pregunta al ayuntamiento, explica en su perfil de Twitter que "debido a la gestión del hotel, la empresa gestora ha generado una deuda de más de 70 millones de euros (otras fuentes la sitúan en unos 100 millones) lo que no le permite abrir el hotel a pesar del regreso del turismo".

El grupo republicano quiere que el consistorio explique en qué situación está la negociación con un fondo extranjero que, según informaciones periodísticas, estaría dispuesto a adquirir el derecho a superficie, asumir la deuda y reabrir el hotel si se alarga el período de concesión.

Castellana considera "urgente debatir y negociar" qué solución se encuentra para los trabajadores y "qué usos admite el edificio construido si no se puede volver a abrir el hotel".

El Juan Carlos I se edificó en uno de los solares públicos que el Ayuntamiento de Barcelona destinó a construir hoteles para los Juegos Olímpicos del 1992, concretamente los de la finca Torre Melina, junto a la Avenida Diagonal. La duración de la concesión del derecho de superficie era de 50 años: de 1990 a 2040.

Los dueños esperan reabrirlo "lo antes posible"

Según publicó Crónica Global la semana pasada, los dueños del hotel Fairmont Juan Carlos I de Barcelona han prometido "reabrir" lo antes posible el resort urbano de cinco estrellas gran lujo. La propiedad del activo, que recae en el portafolio de la familia ben Nasser --parte de la Casa de Saúd, la familia real saudí-- admite el "grave" endeudamiento del alojamiento, aunque transmite un mensaje de esperanza. 

Es lo que dijo la propiedad del Fairmont en un mensaje interno al cual accedió este medio. Cabe recordar que Barcelona Project's SA, la mercantil que actúa de armazón del hotel, está en preconcurso de acreedores desde 2021.