Menú Buscar
Unos niños cuelgan dibujos de banderas de España en la escuela Font de l'Alba de Terrassa / TWITTER

Enseñanza deja en "falta leve" la agresión a la niña en Terrassa

El departamento que dirige Josep Bargalló reconoce que la profesora rompió el dibujo de la pequeña, pero rechaza los motivos ideológicos y el maltrato denunciado por la familia

Gerard Mateo
21.06.2019 15:45 h.
3 min

Los hechos ocurrieron, pero falta concretar en qué grado. Los Servicios Territoriales del Vallès Occidental del Departamento de Enseñanza de la Generalitat lo tienen claro: M., profesora del colegio Font de l'Alba de Terrassa (Barcelona), rompió la bandera de España que había dibujado una niña, pero descartan "motivación ideológica" y rechazan cualquier indicio del maltrato físico que sufrió la menor según denuncia la familia.

"No se ha podido evidenciar fehacientemente maltrato físico", recoge el informe de Enseñanza, cuyo titular, Josep Bargalló, ordenó la apertura de una investigación tras la denuncia de la madre de la niña, de 10 años. Además, la Generalitat descarta la motivación ideológica porque la docente también rechazó los símbolos y los dibujos de otros alumnos, al considerar que no se ajustaban a los criterios dados a la clase.

Expediente disciplinario

La Generalitat asegura que dispone de este informe, el de la maestra, el de la dirección del centro, el de urgencias del Consorci Sanitari de Terrassa –donde fue atentida de los dolores que sufría como consecuencia de la presunta agresión de la profesora–, la denuncia efectuada a los Mossos d'Esquadra y una instancia del padre presentada a la oficina gestora de Terrassa de la consejería.

A pesar de todo, los Servicios Territoriales sí ven indicios de que los hechos pueden constituir una falta leve. Destacan que M. rompió en público el trabajo de la niña y la dejó sola en el pasillo. Por ello, Enseñanza abrirá un expediente disciplinario en el que se podrá aportar nueva documentación, en el caso que sea necesario o se facilite.

Medidas cautelares

Como medida cautelar, se estableció que la tutora estuviese siempre acompañada por una docente cuando dirigiese una actividad de enseñanza-aprendizaje en el aula.

"Hoy ha sido mi hija pero mañana puede pasarle a otro niño. No se puede dejar pasar", explicó la madre de la menor a Crónica Global.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información