Menú Buscar
Dos agentes de los Mossos d'Esquadra junto a un vehículo patrulla / MOSSOS D'ESQUADRA

Así funciona la discriminación lingüística en los Mossos d’Esquadra

Agentes del cuerpo autonómico de seguridad denuncian presiones para utilizar únicamente el catalán en todas sus comunicaciones

22.08.2019 00:00 h.
8 min

“Existe un procedimiento normalizado de trabajo (PNT) que dice que la lengua vehicular para las comunicaciones escritas y orales debe ser el catalán. No excluye el castellano, pero no lo hace constar. A partir de ahí, se ha normalizado que todo se haga en catalán. El hecho de que ni te plantees usar el castellano ya es una coacción velada. Pero si uno se pone más rígido de lo normal en esta cuestión, te pueden acusar de falta de respeto al superior”.

Así explica a Crónica Global un cabo de los Mossos d’Esquadra del área metropolitana de Barcelona --que prefiere mantener el anonimato-- cómo funciona la discriminación lingüística en el seno del cuerpo autonómico de seguridad. “Es algo institucionalizado” que opera de forma “sutil”, añade. E insiste en que, aunque no hay ninguna circular que prohíba el uso del castellano, muy pocos se atreven a usarlo, por ejemplo, en los informes y atestados para evitar ser considerados problemáticos. “Te dicen que se ha de hacer en catalán y así se ha ido normalizando todo. Y, si te atascas un poco, puedes tener problemas”, concluye.

“Tengo prohibido expresarme en español”

La polémica sobre los usos lingüísticos en el seno de los Mossos d’Esquadra se reavivó este martes con la denuncia de un agente que firmaba como Marcos García una carta en El Periódico en la que aseguraba que tenía “prohibido” expresarse en español. “Si lo hago me pueden suspender de empleo y sueldo. Ya ha pasado”.

“Solo puedo hablar español si un ciudadano me lo pide o en conversaciones privadas con algún compañero, Dios me libre de hacerlo con un superior jerárquico o alguien que no sea de confianza. Estamos obligados a hacer toda comunicación escrita y verbal en catalán”, explicaba el policía.

Los Mossos niegan cualquier tipo de coerción

Interpelados sobre este planteamiento, los Mossos d’Esquadra niegan que haya ninguna imposición lingüística a los agentes. Aseguran que es “falso” que se les prohíba el uso de una u otra lengua, e insisten en que castellano y catalán son de uso habitual “en la calle, en las comisarías y en las emisoras” y que se han hecho “atestados e informes en castellano cuando ha hecho falta”.

La policía autonómica señala que el régimen disciplinario no recoge ningún tipo de sanción por utilizar cualquiera de las lenguas oficiales. Y considera que lo que narra el agente en su carta puede deberse a “una experiencia personal que no se puede hacer extensible a todo el cuerpo”. “En un momento dado puede haberse topado con alguien que le haya dicho algo”, concluyen.

Presiones

El presidente de asociación catalana de policías constitucionalistas Politeia, David Hernández, no está de acuerdo con la posición oficial de los Mossos d’Esquadra.

Hernández explica que, además del PNT citado, hay presiones para dirigirse al ciudadano y para redactar todos los documentos en catalán. No hacerlo supone que, después, cuando los documentos son revisados por los superiores, los agentes se exponen a que “les llamen la atención y les pidan que los rehagan en catalán”. “Y lo normal es no desobedecer al superior. Así, los agentes acaban haciéndolo directamente en catalán para ahorrarse problemas”, señala.

Una agente de los Mossos d'Esquadra, el cuerpo que ha detenido a un ladrón tras robar un reloj de lujo / MOSSOS
Una agente ante un vehículo de los Mossos d'Esquadra, en una imagen de archivo / MOSSOS

Imposición generalizada

El vicepresidente de Societat Civil Catalana (SCC) Xavier Marín también denuncia la imposición generalizada del catalán a los agentes de los Mossos d’Esquadra, pero destaca el hecho de que se trata de un procedimiento que es contrario a los preceptos constitucionales.

Marín, experto en el ámbito de la seguridad pública --ha sido jefe de la policía local en varios municipios y asesor de la Delegación del Gobierno--, considera que lo razonable es que los agentes utilicen internamente la lengua en la que se sientan más cómodos y que atiendan a los ciudadanos en el idioma en el que estos se les dirijan.

Sentencia del TSJC de 2016

Los agentes y expertos consultados hacen referencia a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de enero de 2016 que anuló parcialmente el protocolo de usos lingüísticos de la Generalitat que obligaba a los empleados de la administración autonómica a hablar catalán entre ellos y a dirigirse preferentemente en esta lengua a los ciudadanos. Este dictamen judicial fue impulsado por la demanda de un sanitario del Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona --asesorado por Impulso Ciudadano-- y sería de aplicación a todos los ámbitos de la Generalitat.

El propio presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, señala que de esta sentencia se infiere sin ninguna duda que los mossos d’esquadra tienen derecho a utilizar español y catalán de forma indistinta entre ellos y con sus superiores “como cualquier otro funcionario de la Generalitat”.

Sanciones por usar el español

Pero los conflictos en este ámbito vienen de lejos. En 2008, en época del Tripartito, un mosso destinado en Girona fue sancionado por redactar un informe en español. Posteriormente, el castigo fue anulado por la justicia ordinaria.

En 2018, otro agente --en este caso destinado en Sant Andreu, Barcelona-- fue sancionado y suspendido de empleo y sueldo por redactar los atestados en castellano en contra de lo ordenado por los mandos. La excusa utilizada fue que cuestionó la autoridad de un superior.

Protestas y Pujol

Conscientes del interés de la Generalitat por hacer del catalán la única lengua de comunicación de los Mossos d’Esquadra, los agentes también han aprovechado en ocasiones esta situación como una forma de defender sus derechos laborales. Así, en enero de 2012, anunciaron que utilizarían preferentemente el castellano como medida de presión para revertir los recortes de la consejería. Una acción que repitieron en abril de 2013.

En este sentido, el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha sido especialmente crítico con la lengua utilizada por los Mossos y ha lamentado en diversas ocasiones que los agentes utilicen el español.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información