Menú Buscar
La síndica Maria Àngels Servat junto al Síndic Major, Jaume Amat, en una comparecencia parlamentaria / CG

Dimite una síndica de Cuentas tras su polémica baja laboral

El órgano fiscalizador inició un procedimiento de responsabilidad por incumplimiento de las funciones de Maria Àngels Servat enviado al Parlament

11.07.2019 11:22 h.
4 min

Maria Àngels Servat, síndica de Cuentas, ha dimitido tras la polémica generada por su larga baja temporal. Fuentes de este órgano fiscalizador han informado a Crónica Global que la decisión de Servat tuvo lugar el martes en el Parlament, de quien depende esta entidad.

La larga baja de Servat se había convertido en un problema interno. Días atrás se había aprobado "un procedimiento de responsabilidad por incumplimiento de las funciones de la síndica que fue enviado a la Cámara catalana, instando al cese de la síndica", según las citadas fuentes, que precisan que el Parlament es la única institución que puede tomar esta medida, pues fue la que la nombró. Servat ha presentado su dimisión antes de que fuera cesada.

Servat estuvo de baja durante 18 meses, período que unió a dos meses de vacaciones. Durante todo este tiempo, cobró íntegramente su sueldo, que supera los 110.000 euros, a excepción de los 21 primeros días. Los síndicos no son funcionarios, por lo que deberían cobrar un 75% del salario durante su baja. Sin embargo, hay un vacío legal en este sentido y, según explicaron en su día a Crónica Global fuentes de la Sindicatura, “lo que se ha hecho es equiparar las condiciones de los síndicos a las del personal. Siempre se ha hecho así”. 

Controvertida designación

La elección de Servat, en junio de 2011, estuvo envuelta en una cierta polémica debido a la filtración de una conversación con unas amigas en las que frivolizaba sobre su elección. 

Tal como publicó este diario, la larga baja temporal de la síndica Maria Àngels Servat, se une a la existencia de un remanente presupuestario que genera suspicacias --según la Memoria de actividades de 2017, ascendió a 2,8 millones --que se podían haber destinado a consejerías sociales que han sufrido recortes aseguran algunos sectores críticos de la Sindicatura-- y el fichaje de una doctora había caldeado mucho el ambiente en esta etapa final de un mandato con cargos caducados y pendiente de renovación. La Sindicatura de Comptes es una de las 30 instituciones bloqueadas debido a la inacción parlamentaria derivada del procés. El organismo de control de las cuentas publicas tiene cuatro síndicos síndicos en funciones, mientras que otros tres tienen mandato aún, entre ellos el Síndico mayor, Jaume Amat

Igualmente controvertida fue el fichaje de la doctora M. S. para que atienda a los síndicos y al personal de esta institución. Los contratos fueron negociados, es decir, no pasaron por concurso. El último se formalizó el pasado 26 de marzo de 2018 por un total de 69.000 euros y una duración de cuatro años. El hecho de haber tenido una estrecha relación de amistad con el exsíndico Ernest Senna, levantó suspicacias dentro de la Sindicatura. No obstante, la doctora presta sus servicios en otros departamentos de la Generalitat, según estas fuentes.

Esta práctica ha sido cuestionada por la Comisión de Ética en la Contratación Pública tras tener conocimiento que en dos consejerías del Govern habían contratado los servicios de atención médica de un mismo profesional mediante diversos contratos menores sucesivos durante 14 años y procedimientos negociados sin publicidad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información