Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Caso Consell Esportiu

Dimite el concejal de L’Hospitalet de Llobregat investigado por el caso del Consell Esportiu

Se produce después de que la Fiscalía haya pedido condenarle a cuatro años y medio de cárcel, junto al exconcejal Cristóbal Plaza, por presuntamente simular un despido

3 min

Renuncia el concejal de L’Hospitalet de Llobregat investigado por el caso del Consell Esportiu. Se trata de Cristian Alcázar, hasta ahora segundo teniente de alcalde del consistorio barcelonés, quien ha dejado su acta y ha renunciado a sus competencias como responsable de Espacio Público, Vivienda, Urbanismo y Sostenibilidad. También deja el cargo de primer secretario de la Federación del PSC en la ciudad. 

Los socialistas han anunciado su dimisión a través de un comunicado. Ésta se produce después de que la Fiscalía haya pedido condenarle a cuatro años y medio de cárcel. También al exconcejal Cristóbal Plaza, por el despido supuestamente simulado del segundo como directivo del Consell Esportiu.

Fachada del Consell Esportiu de L'Hospitalet / MAPS
Fachada del Consell Esportiu de L'Hospitalet / MAPS

Da un paso al lado para "desvanecer" dudas

Alcázar ha tomado esta "decisión personal para concentrarse en su defensa". Ha insistido en su inocencia y en su determinación para seguir colaborando con la justicia para aclarar los hechos que se investigan. Según dicen, ha dado este paso "para desvanecer cualquier duda sobre su gestión en el Consell Esportiu y en el consistorio y en favor de su partido, el PSC".

Según Europa Press, el fiscal acusa a Alcázar y a Plaza de simular un despido indemnizado con 47.000 euros y, en el escrito de acusación, atribuye a ambos una presunta estafa en el despido y un presunto delito contra la Seguridad Social. Este despido conforma una pieza separada de la causa de presunta corrupción en el Consell Esportiu, y el Ayuntamiento --personado como acusación en la caus-- no ha presentado acusación para esta pieza.

Fingir el despido

El fiscal sostiene que Alcázar y Plaza se pusieron de acuerdo para fingir el despido para que Plaza consiguiera un beneficio económico, para lo que en diciembre de 2016 Alcázar le envió una carta de despido argumentándolo en la bajada de ingresos del Consell.

Dos semanas más tarde firmaron el acuerdo de despido, en que se pactaba una indemnización de 47.147,62 euros. El fiscal afirma que, tanto el acuerdo de despido como el pago de la indemnización, se hicieron a espaldas del consistorio y del Consell Esportiu "con la intención de mantener una situación de normalidad".