Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
David Madí y Carles Flamerich / FOTOMONTAJE CG

El día en que David Madí perdió la batalla contra el Cesicat

El exdirector del embrión del 'CNI catalán' vetó a empresas del exdirigente de CDC en un concurso público; “se ha cagado en mi cliente”, lamentó un experto en seguridad que trabajó para el empresario

4 min

El pulso entre diferentes familias convergentes tuvo como epicentro el Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), una especie de embrión de un CNI catalán. Durante el gobierno de Artur Mas, estuvo al frente de ese organismo dependiente de la Generalitat Carles Flamerich, quien según ha podido saber Crónica Global, encargó analizar una serie de empresas catalanas que optaban a la adjudicación de un contrato público. Flamerich rechazó aquellas vinculadas a David Madí, exsecretario de Comunicación del Govern catalán y quien durante años fue la mano derecha de Mas.

Ese descarte encendió las iras del entorno de Madí, en el que se encuentra el experto en seguridad Fermí Ferran, quien está conectado con los protagonistas del caso DYA vasco. Y es que, tal como publicó este medio, Cesicat actuó como vivero de negocios convergentes y por este centro desfilaron implicados en una supuesta trama de corrupción que investigan los jueces en el País Vasco.

Proceso de adjudicación

Flamerich encargó a un técnico que analizara varias empresas que se presentaban a una adjudicación. Entre ellas aparecían sociedades vinculadas a David Madí, como Vanture ESS SL. Empresas que, a su vez, forman parte de un amplio entramado convergente. En conversación con este medio, Madí niega haber tenido relaciones con las sociedades que fueron monitorizadas [ver gráfico abajo] ni con Flamerich.

empresas cesicat
Empresas analizadas por Cesicat

Flamerich, explican fuentes que participaron en aquellos análisis, no dio el plácet a Madí que, en agosto de 2012, abandonaría Vanture.

Ese rechazo despertó la ira de Fermí Ferran, uno de los hombres de confianza del CEO de la constructora leridana Benito Arnó, Joan Albert Arqués, quien le designó para dirigir Ambulancias Egara, y que en 2010 compró Emergencias Plus, la empresa creada por Joan Didac Gallardo y Fernando Izagirre, exdirector de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco y director de la DYA, una ONG dedicada a la ayuda en carretera.

La empresa Benito Arnó

En abril de 2013, Ferran solicitó un encuentro con Flamerich para hablar de la empresa Benito Arnó, pero el director del Cesicat tampoco estuvo especialmente receptivo. La constructora es otro de los negocios en los que se interesó el tándem formado por Fernando Izagirre y Gallardo, quienes contaron con la mediación de David Madí.

En declaraciones a este medio, Ferran admite que “mantuvo una reunión de media hora con Flamerich” en Madrid --otras fuentes niegan que ese encuentro se produjera en la capital--, pero no para hablar de la empresa de Lleida. El objeto de la reunión fue para conocer su opinión técnica sobre una startup del ámbito de internet en la que había invertido en calidad de business angels. La reunión la organizó un conocido de Flamerich que no participó en la misma”.

En un mensaje fechado en junio de 2013, al que ha accedido Crónica Global, Ferran expresa su enfado ante la actitud de Flamerich, al que califica de “nene que se ha cagado en mi cliente (en alusión a Madí). Lo joderé si puedo y no pararé nada que le afecte (lo de parar a veces se consigue y a veces no). Y añade: “Madí es mi cliente y también lo es un exsocio suyo. Yo solo intento ocuparme de ambos”.