Menú Buscar
Cataluña nunca será Kosovo, pero se parece al Azerbaiyán

Una veintena de denunciantes de las cargas policiales del 1-O declaran en Girona

Las defensas quieren demostrar que la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional fue “desproporcionada”

2 min

Una veintena de los más de 200 denunciantes de las cargas policiales del referéndum del 1-O han empezado a declarar este lunes ante el juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Girona. Está previsto que las comparecencias de los dos centenares de personas que denunciaron haber sufrido heridas durante la actución de la Guradia Civil y la Policía Nacional se alarguen hasta abril.

Se trata de los denunciantes que el 1 de octubre acudieron a los colegios electorales situados en el centro cívico Ernest Lluch, el de Pedret, en el Servicio Municipal de Ocupación de Girona y en el pabellón deportivo de Sant Julià de Ramis, donde tenía pensado votar el expresidente Carles Puigdemont.

Referéndum ilegal

La estrategia de los abogados que participan como voluntarios en la defensa de los denunciantes tiene el objetivo de demostrar que la actuación de los agentes desplazados a Cataluña durante el 1-O fue “desproporcionada” y “brutal”, y que las heridas fueron resultado de las agresiones. El fiscal, de momento, ha dedicado la mayor parte de su intervención a preguntarles si sabían que participaban en un “referéndum ilegal” y si “obstruyeron la actuación de la policía”.

Los primeros en declarar consideran que tanto el magistrado como el fiscal “han intentado girar nuestra denuncia para convertirla en una acusación en nuestra contra”. Además de los testimonios de los afectados, varios ayuntamientos han presentado querellas por la actuación policial el día del referéndum.