Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Cuixart y Miquel Iceta se saludan en la toma de posesión de Pere Aragonès / PAU VENTEO (EUROPAPRESS)

Cuixart rechaza de nuevo el indulto y se reafirma en su "lo volvería a hacer"

El líder de Òmnium opina que la medida de gracia no es una solución para el "conflicto" entre el independentismo y el resto de España

3 min

Jordi Cuixart ha vuelto a rechazar este viernes el indulto y ha reiterado que "lo volvería a hacer". Después de que el Tribunal Supremo se haya opuesto a la medida de gracia, el presidente de Òmnium Cultural se ratifica y subraya que no se arrepiente de lo que hizo.

"Me siento un demócrata de pies a cabeza, y ejercer la desobediencia civil es la mejor manera de demostrar tu compromiso con la democracia", ha manifestado en una entrevista en RAC1.

Cuixart rechaza el indulto

A su juicio, el indulto no es una solución al conflicto político entre Cataluña y el resto de España porque seguirán habiendo "exiliados y 3.000 represaliados", y considera que el Estado no es "maduro" para afrontar esta situación a través del diálogo.

El líder independentista también ha cuestionado que deba agradecer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la concesión de unos posibles indultos que, a su juicio, no solo no solucionan el problema, sino que, además, serán "efímeros".

Críticas al PSOE

Para Cuixart, los socialistas han hecho seguidismo "de la derecha y de la extrema derecha" y, en su opinión, las ha "alimentado". Eso sí, ha defendido su abrazo con el ministro y líder del PSC, Miquel Iceta, en la toma de posesión de Pere Aragonès. Así ha recordado que lo conoce desde hace muchos años, destacando que fue la primera persona con la que se reunió cuando asumió la presidencia de la entidad.

Cuixart entiende que el gesto haya podido molestar a algunos independentistas por el papel del PSC en los últimos años, pero defiende que debe protegerse del odio y del rencor: "Cuando veo a Iceta tras cuatro años, o le reprocho no haber venido a verme, o lo abrazo. Lo abrazo porque me abrazo a mí mismo. Ni odio ni rencor", ha concluido.