Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Costa, vicepresidente del Parlamento catalán y diputado del partido de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya / EFE

El vicepresidente del Parlament (JxCat) jalea las nuevas protestas independentistas

Josep Costa reta a la Guardia Civil a seguirle en las redes sociales porque piensa "dar apoyo a todas las que se organicen"

4 min

El "confinamiento total" para evitar contagios por la pandemia de coronavirus parece haber pasado a la historia para los dirigentes independentistas de la Generalitat. La élite nacionalista que dirige las más altas instituciones catalanas ha dejado de utilizar ese argumento para criticar los planes de desescalada del Gobierno central y algunos, incluso, están yendo varios pasos más allá de lo que recomienda la prudencia. Es el caso del vicepresidente primero de la Mesa del Parlament, Josep Costa (JxCat), que se dedica a jalear las protestas independentistas que puedan sucederse a partir de ahora.

La propia Generalitat, por boca de su consejero de Interior Miquel Buch, anunció esta misma semana una propuesta para autorizar manifestaciones con algunas restricciones de difícil cumplimiento, como el mantenimiento de la distancia de seguridad de dos metros o evitar el uso de pancartas. En esta tesitura, Costa no ha querido ser menos y ha presumido ante la Guardia Civil de apoyar todas las movilizaciones nacionalistas que se produzcan a partir de ahora. A pesar de que Cataluña encabeza, junto a Madrid, el número de fallecidos (11.477), contagiados (63.114) y casos posibles (193.596) de coronavirus en España.

"Policía militar autoritaria y sin control"

"Si queréis estar al corriente de cualquier protesta 'de corte separatista' en Cataluña, os invito a seguirme. Tengo la intención de dar apoyo a todas las que se organicen. Postdata: Para alarma social, la que genera una policía militar autoritaria y sin control", ha escrito Costa en su perfil de Twitter.

La desafiante soflama del empresario y político ibicenco aludía a un informe interno de la Guardia Civil en el que se alertaba de la posible aparición de "protestas o disturbios" como "alteraciones de orden público por motivaciones políticas o de corte separatista". En el primer caso, esta semana ya se han producido algunas contra el Gobierno por parte de simpatizantes de la derecha en Madrid. Y el pasado mes de octubre, nacionalistas radicales catalanes protagonizaron graves disturbios en Barcelona y otras ciudades catalanas para protestar contra la sentencia del procés.

Conspiración contra Torrent

Costa también ha sido noticia en los últimos días por haber sido pillado in fraganti intentando pactar con Ciudadanos para conspirar contra el presidente del Parlament, el también independentista Roger Torrent, de ERC.

El político balear fue uno de los miembros suplentes de la Sindicatura Electoral del referéndum ilegal del 1-O que, cuando el Tribunal Constitucional les instó a disolverse so pena de pagar multas de entre 3.000 y 6.000 euros diarios cada uno acabó dimitiendo y renunciando a ejercer tal función.

Destacadas en Política