Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Costa, vicepresidente del Parlamento catalán y diputado del partido de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya / EFE

Costa (JxCat), 'pillado' cuando intentaba aliarse con Cs para atacar a Torrent (ERC)

El dirigente postconvergente ha logrado evitar que sus socios republicanos en el Govern se hicieran "la foto" de un donativo a la Generalitat

2 min

Las intrigas y zancadillas entre los dos socios del Govern independentista de la Generalitat --JxCat y ERC-- dan lugar, en ocasiones, a situaciones, cuando menos, surrealistas. Este martes hemos tenido un nuevo ejemplo de ello protagonizado por el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa (JxCat), quien se ha dejado el micrófono de su ordenador abierto durante una reunión de la Mesa de la Cámara mientras hablaba por teléfono con el vicepresidente segundo, Joan Garcia (Cs), para intentar quitar protagonismo a Roger Torrent (ERC), presidente del Parlament.

Fuentes parlamentarias presentes en la Mesa ampliada han asegurado que Costa quería evitar que Torrent se hiciera "una foto" con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès --también de ERC--, haciendo el donativo de dos millones de euros de la Cámara catalana a la Generalitat para luchar contra el coronavirus.

El postconvergente se sale con la suya

"Lo ha escuchado toda la Mesa", han asegurado a Europa Press las citadas fuentes después de que la Mesa haya acordado entregar a la Generalitat esta cantidad de dinero, el remanente de la Cámara de 2019, contra la Covid-19.

Para impedir esa foto, Costa proponía a García pactar que el donativo se hiciera a través de una transferencia y no con un acto público. Algo que, finalmente, el postconvergente ha conseguido, pues Torrent ha cedido y planteado que la donación se haga por esta vía para que "nadie se sienta incómodo", ha ironizado en referencia a Costa, apuntan otras fuentes.

No es la primera vez que Costa y Torrent chocan en la Mesa del Parlament durante esta legislatura, y precisamente esta partida contra el Covid-19 ya lo evidenció, porque el vicepresidente quería que a los dos millones de euros se sumaran los 300.000 euros que están previstos para celebrar el 40 aniversario del Parlament, que es una iniciativa de Torrent.