Menú Buscar
Imagen de archivo de los dirigentes de Lliures, Lliga Democràtica y Convergents, que sellaron un primer acuerdo del catalanismo liberal / EFE

Convergents, Lliga y Lliures ultiman una propuesta de mejora del autogobierno

Piden un concierto económico similar al vasco, sostienen que Cataluña es una "nación" y rechazan la unilateralidad

4 min

Convergents, la Lliga Democràtica y Lliures, tres formaciones catalanistas contrarias al unilateralismo, están ultimando un decálogo con ideas concretas para profundizar el autogobierno de Cataluña, como un concierto fiscal solidario o una votación sobre una "propuesta política acordada" por el Parlament.

Fuentes conocedoras de las conversaciones entre estas tres fuerzas extraparlamentarias --en cuyas filas se encuentran diversos exdirigentes de la antigua CiU-- han explicado a Efe que este decálogo tiene ya el aval de Convergents y la Lliga, y en breve confían en que la dirección de Lliures también lo ratifique.

Estas tres formaciones del centroderecha catalanista hicieron público este martes un comunicado en el que apostaban por crear una "alternativa electoral de centro amplio, que incluya partidos catalanistas y soberanistas", e invitaban --sin citarlas-- a otras fuerzas próximas a este espacio --como el Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) o Units per Avançar-- a unirse a este proyecto.

Cataluña, una "nación"

El decálogo, que puede servir como base de un futuro programa electoral conjunto, plantea, según las fuentes consultadas, que "Cataluña es una nación" y sugiere que los catalanes puedan "votar" en la próxima legislatura una "propuesta política acordada" por el Parlament que "desarrolle" el autogobierno.

El texto que ultiman defiende que "el ordenamiento jurídico tiene que cumplirse, por todas las partes", y reivindica para Cataluña un modelo de financiación "similar" al concierto vasco o navarro, pero con una "cuota solidaria".

Pleno control de puertos, aeropuertos y seguridad

Además, señala que la lengua catalana debe ser para los catalanes de "obligado conocimiento, como el castellano", y reclama para las instituciones catalanas la "competencia exclusiva" en materias como puertos, aeropuertos y seguridad.

También propone una reducción del IRPF, la supresión del impuesto de patrimonio y la limitación del impuesto de sucesiones y donaciones.

'No' a la unilateralidad

Convergents, la Lliga y Lliures están tratando de configurar un frente unitario del catalanismo y el soberanismo contrario a la vía unilateral, que recoja el voto moderado de la antigua CiU.

Este espacio político --así como también el PNC y Units-- está a la espera de ver cómo se resuelve la crisis interna en JxCat, ante la posibilidad de que el PDECat --la formación heredera de Convergència-- quede fuera del proyecto político que está impulsando el expresident fugado Carles Puigdemont.