Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El primer secretario del PSC, Salvador Illa, en la ofrenda al monumento de Rafael de Casanova por la Diada / EUROPA PRESS

El constitucionalismo reivindica una Diada de "respeto" ante un 'procés' que "ha muerto"

El PSC defiende una fiesta que evidencie la pluralidad de la ciudadanía y Valents acusa al independentismo de fomentar la crispación

4 min

El constitucionalismo reclama que la Diada sea una jornada donde primen "el respeto" y la convivencia. Sin embargo, nuevamente este 11 de septiembre estará marcado por las discrepancias no sólo entre catalanes, sino entre los propios partidos independentistas que afrontan la jornada más divididos que nunca. Lo que demuestra, según la líder de Valents Eva Parera, que el procés "ha muerto". 

La desunión entre los socios de gobierno se evidenciará especialmente en la manifestación que tendrá lugar esta tarde convocada por la ANC y marcada por la ausencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y todos los consellers de ERC.

Pere Aragonès, en su discurso con motivo de la Diada de 2022 / GENCAT
Pere Aragonès, en su discurso con motivo de la Diada de 2022 / GENCAT

Una Diada plural

El primer secretario del PSC, Salvador Illa, ha pedido que Cataluña celebre su fiesta con "respeto", manifestando la pluralidad de la ciudadanía y fomentando la convivencia. En declaraciones a los medios tras participar en la tradicional ofrenda al monumento de Rafael Casanova, ha respondido a la propuesta del president de votar un referéndum de autodeterminación. 

En este sentido, el jefe de la oposición recuerda a Aragonès que los catalanes ya votaron en las urnas, de las que salieron el actual Govern, por lo que "ahora toca gobernar", en vez de "pelearse" entre ellos.  

"El 'procés' ha muerto"

Por su parte, la presidenta de Valents, Eva Parera, ha asegurado que el procés "ha muerto" y ha acusado al movimiento de dividir a la ciudadanía y de fomentar la crispación. Asimismo, con motivo de la Diada, ha anunciado una campaña con "más de 500 carteles pegados por toda Barcelona" con el mensaje El procés ha muerto. Nace la Cataluña valiente.

También desde Ciudadanos, Carlos Carrizosa rechazó acudir a los actos institucionales de la Diada --a los que sí han ido el resto de formaciones-- al considerar que se trata de una fiesta "sectaria" que no representa a la mayoría de ciudadanos de Cataluña. Asimismo, ha afeado a Aragonès que insista en un referéndum de autodeterminación "después de 10 años de marear la perdiz".

"De la hostilidad al cansancio"

Por último, el líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha afirmado que Cataluña "no se merece una Diada de constante confrontación e insultos". Ha avisado de que "en una década la celebración de la Diada ha pasado de la hostilidad al cansancio" y a la "indiferencia de muchos catalanes que están hartos".

Asimismo, ha calificado las movilizaciones independentistas de este domingo de "manifestaciones partidistas de confrontación" y ha abogado por una Cataluña "donde se defiendan los derechos y libertades de todos los catalanes, piensen lo que piensen".