Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al líder del PSC municipal, Jaume Collboni / EFE

Colau rompe con el PSC y gobernará en solitario

Las bases de Barcelona en Comú deciden terminar su pacto con los socialistas por el apoyo del partido al 155

4 min

Colau rompe con el PSC. Las bases del partido de la alcaldesa de Barcelona, BComú, han votado a favor de terminar con el pacto de gobierno por el que gobernaban la ciudad con los socialistas por el apoyo del PSC y el PSOE a la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Colau gobernará con una minoría más reducida. 

La votación, que se abrió el miércoles y se cerró el sábado, ha contado con la participación de 3.800 militantes, según ha anunciado este domingo el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello. El resultado ha sido muy ajustado: el 54,18% se han mostrado favorables a expulsar el PSC del gobierno municipal y el 45,68% en contra. 

En total, 2.059 miembros de las bases de BComú han apoyado romoper la alianza con el partido liderado por Jaume Collboni, mientras que 1.736 han rechazado el cambio. Ha habido cinco votos en blanco a la pregunta concreta: "Debido al apoyo del PSC/PSOE a la aplicación del artículo 155, ¿Barcelona en Comú debe poner fin al pacto de gobierno con el PSC en la ciudad para gobernar en solitario?" 

Acuerdos concretos

Pisarello ha destacado que el pacto con el PSC ha sido "positivo" para la ciudad y que BComú sigue teniendo la puerta abierta a los socialistas para llegar a acuerdos concretos: "Compartimos muchos objetivos de ciudad". 

El número dos de Colau ha asegurado que desde el partido intentaron "por todas las vías" que el PSC no apoyara el 155, pero ni las "sujeciones entre los propios socialistas han sido suficientes" para impedirlo. Tabién ha reprochado al partido de Miquel Iceta que se haya posicionado junto al bloque del 155, con el PP y Ciudadanos

Críticas al 155 y al Govern

Pisarello también ha recordado que no sólo se han opuesto a la posición del PSC con respecto a la declaración de independencia sino también a la hoja de ruta del Govern y su "unilateralidad". La propia Ada Colau pidió explicaciones el sábado al Govern cesado por haber "engañado y tensionado" a Cataluña. 

"No gobernaremos con otros partidos, pero buscaremos todos los acuerdos necesarios con todas las fuerzas políticas para afianzar nuestras líneas de gobierno, basadas sobre todo en situar el eje social en el centro del debate", ha añadido Pisarello. El grupo municipal de BComú se reunirá el lunes para establecer el calendario a seguir para materializar la ruptura con el PSC. 

Un "pacto insostenible"

Desde el PDeCAT municipal, su portavoz, Jaume Ciurana, ha asegurado que las bases de BComú sólo han "confirmado que era un pacto insostenible". "La capital de Cataluña no podía estar en manos de aquellos que han perpetrado uno de los atentados más importantes a las instituciones catalanas y a la democracia", ha dicho.

En el PP, consideran que a la alcaldesa "le falta proyecto de ciudad y le sobra sectarismo de partido". El presidente del grupo popular en el ayuntamiento, Alberto Fernández, cree que Colau "no sólo rompe con el PSC, sino que hunde Barcelona, divide a los comuns y hace independentismo".