Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una imagen de archivo / EFE

Colau insiste en denunciar la "derechización" del PSC

La alcaldesa de Barcelona responde a las críticas de su acercamiento al independentismo arremetiendo contra los socialistas

3 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, critica al PSC por la "derechización" de los socialistas y por su apoyo al artículo 155.

Después de que las bases de Barcelona en Comú (BComú) aprobaran el domingo la ruptura con el PSC en el consistorio barcelonés, la alcaldesa ha asegurado que "era una decisión complicada y triste" pero que tenían que tomar. Ha insistido en que no se ha actuado "de hoy para mañana". "Llevábamos mucho tiempo de diálogo", ha dicho en RAC1. La alcaldesa no ha descifrado de qué lado se decantó en la votación del pasado fin de semana.

Sobre su relación actual con sus ya anteriores compañeros en el equipo de gobierno, Colau ha señalado que el líder del PSC en Barcelona, Jaume Collboni, "está triste porque no quería llegar a esta situación". La posición del PSC en el conflicto catalán es para ella "la gota que ha colmado el vaso": "Si el PSC hubiese convocado a sus bases, estoy segura de que hubiesen rechazado su apoyo a [Mariano] Rajoy", ha dicho.

"Bomba atómica"

Ha manifestado que el apoyo socialista "es una bomba atómica sobre la autonomía lejos del carácter izquierdista" de la formación que lidera Miquel Iceta.

Con este nuevo espacio de mayoría mínima para los comuns, la alcaldesa asegura que "no se rompe definitivamente" con el equipo de Collboni. "Será una relación diferente, pero seguiremos teniendo diálogo", ha indicado en la entrevista.

Romper bloques políticos

Para Colau, la ciudadanía "está construyendo nuevos liderazgos". Apuesta por "romper con la política de bloques" porque "solo ha traído desgracias". A partir de ahora, la líder de BComú apuesta por "construir mayorías sociales y apostar por la cohesión ciudadana".

Sobre el conflicto político catalán, la alcaldesa insiste en que "siempre he sido muy crítica con la DUI", y que quienes "la proclamaron tienen que dar explicaciones". Pero esta situación "no tiene que ver con la independencia, sino con la democracia". "Es el peor momento de Cataluña en años y la gente empieza a estar muy harta", ha dicho.

Sobre la ciudad, Colau ha insistido en que Barcelona "no se parará". "Seguirá siendo el motor de Cataluña y una ciudad que da confianza", ha sentenciado.