Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, (c) alcaldesa de Barcelona y presidenta del AMB, en una comparecencia pública / CG

La Sindicatura de Cuentas aflora fraccionamiento de contratos en el AMB

La institución que preside Ada Colau licitó mal algunas adjudicaciones y pudo trocear encargos menores, según el fiscalizador de las cuentas públicas

3 min

La Sindicatura de Cuentas ha aflorado lo que ve un posible "fraccionamiento" de contratos en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la institución municipal que preside la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El fiscalizador de las cuentas públicas alerta de varias adjudicaciones anómalas y, también, de indicios de troceo de encargos.

Así lo constata la Sindicatura en su informe 18/2020 relativo al ejercicio de 2016 del Área Metropolitana. Aquel año la gestión ya es atribuible al equipo de gobierno de Colau, pues fueron los primeros doce meses enteros que la marca supramunicipal de los comunes, Entesa, gobernaba el AMB. Durante aquel periodo, afirma el fiscalizador, hubo adjudicaciones sospechosas.

Presunto fraccionamiento de contratos

La Sindicatura de Cuentas hace cinco observaciones en relación a los procedimientos de contratación del AMB en el primer año de Barcelona en Comú y sus aliados al frente de la institución. La más importante es la alerta sobre un "conjunto de incidencias relacionadas con el objeto de los contratos, importes o los tipos de contrato que suponen un incumplimiento del artículo 86, apartado 2, del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público".

"En consecuencia --continúa el fiscalizador-- se considera que hubo fraccionamiento indebido de los contratos". Ante ello, el ente dependiente del Parlamento catalán recomienda al AMB que "revise la suscripción de estos contratos menores que incurran en estas circunstancias y que los adjudique mediante uno de los procedimientos previstos en la normativa".

Adjudicaciones anómalas

La Sindicatura también pone la lupa sobre otros procedimientos del AMB, estos abiertos y publicitados, en los que los cálculos de valoración de ofertas fueron anómalos. Es el caso del contrato del servicio de atención a usuarios y apoyo informático y ocho adjudicaciones en las que la oferta económica --objetivable-- tuvo poco peso sin que se nombrara a un comité de expertos, algo necesario según indica el ente público. 

En otras tres licitaciones, el fiscalizador aflora "falta de criterio técnico y económico", lo que provocó la incorrecta valoración de las ofertas de los licitadores. Asimismo, en los contratos del carril bici entre Barcelona y Esplugues de Llobregat y reurbanización de la avenida Torrent y calle Severo Ochoa de Esplugues, se alteró el presupuesto inicial del contrato con sobrecostes del 43,4% y del 26%, respectivamente.

Destacadas en Política