Menú Buscar
Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados / EFE

Ciudadanos exige prolongar el 155 si Quim Torra no acata la Constitución

La formación de Albert Rivera se ha mostrado crítica esta semana con los pasos marcados por parte del Gobierno de Rajoy

12.05.2018 14:08 h.
4 min

Todo parece indicar que la investidura del futuro presidente de la Generalitat tendrá sus efectos más allá del ámbito político estrictamente catalán. PP y Ciudadanos han mostrado esta semana sus discrepancias sobre el camino a seguir una vez se forme Govern en Cataluña. Albert Rivera ya ha afirmado que el artículo 155 "no se puede levantar" en Cataluña aunque haya gobierno, si antes este no se compromete con el Estatuto de Autonomía y el respeto a la ley.

El presidente de la formación naranja entiende que aunque finalmente se constituya un gobierno en Cataluña, "esto no va a cambiar en un cuarto de hora" y hay que "vigilar" que la ley se cumpla y que los independentistas no volverán a las andadas.

¿Impedir la investidura?

Por ello, Ciudadanos no descarta recurrir la investidura de Quim Torra si esta se produce gracias a los votos delegados de Carles Puigdemont y Toni Comín, un hecho que según ellos es ilegal.

Ahora bien, Albert Rivera considera que si el Ejecutivo catalán que salga adelante reconoce que "se ha equivocado", respetarán la legalidad y gobernarán "la comunidad autónoma", entonces el 155 "no tiene sentido".

El PNV, detrás de la investidura

En la misma línea ha insistido el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien en los pasillos del Congreso ha reiterado esta semana que no tiene "ningún sentido" aplicar el 155 si se devuelve la Generalitat a los "separatistas".

El líder de Ciudadanos ha advertido a Mariano Rajoy que sólo le volverá a apoyar si aplica la Constitución "a pies juntillas" y se toman las decisiones de forma consensuada con las fuerzas constitucionalistas.

Los de Rivera ven al PNV detrás de las maniobras para facilitar un nuevo gobierno en Cataluña. Creen que el voto a favor de los presupuestos de los nacionalistas vascos lleva como contrapartida el levantamiento del 155 por parte del Gobierno. En este sentido, Rivera ha afirmado esta semana que si el PNV es el que "toma las decisiones" por todos los españoles, entonces Rajoy "se quedará solo en la no aplicación de la Constitución". 

Discrepancias en la derecha constitucionalista

La visión del Gobierno sobre los pasos a seguir a partir de la investidura son completamente diferentes. Este jueves Enric Millo aseguraba que el 155 se levantará en cuanto los nuevos cargos se comprometan con la Constitución. Por tanto, el Ejecutivo no tiene pensado cambiar sus planes iniciales, ya que el Senado dispuso el 27 de octubre que el 155 se acabaría con la toma de posesión del nuevo Govern. 

Eso sí, Rajoy ha marcado como líneas rojas "tres cuestiones fundamentales”. La primera de ella es que “la ley y la Constitución se cumplan en toda España; que la unidad de España se respeta, ya que es la base de nuestra nación; y que nadie podrá actuar contra el principio de igualdad de todos los españoles porque ésta representa la base de nuestra democracia”.