Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diputado de Ciudadanos Nacho Martín Blanco / EP

Ciudadanos denuncia el "tono perdonavidas" de Junqueras y avisa que "el nacionalismo es insaciable"

Su diputado Nacho Martín Blanco considera "surrealista" creer que los indultos acabarán con el "problema" del secesionismo catalán, y reclama no aceptar "sus chantajes e imposiciones"

5 min

El artículo de Oriol Junqueras en el que el líder de ERC dice renunciar a la "vía unilateral" hacia la secesión de Cataluña por no haber sido "entendida como plenamente legítima por una parte de la sociedad", además de insistir en su anhelo de negociar un referéndum para conseguirla en el futuro, no ha convencido, ni en la forma ni en el fondo, a los dirigentes de Ciudadanos (Cs). La formación constitucionalista rechaza los planteamientos y el "tono perdonavidas" del dirigente republicano, al que no da credibilidad, además de recordar que "el nacionalismo es insaciable".

Así lo ha expresado este lunes el portavoz de Cs en el Parlament, Nacho Martín Blanco, quien ha afirmado que la carta de Junqueras forma parte "del chantaje" del independentismo al Gobierno: "El tono de perdonavidas de Junqueras de que primero van los indultos y luego la vía unilateral me parece que es más de lo mismo, y así ha operado siempre el nacionalismo con España y con el reconocimiento de la pluralidad interna de Cataluña", ha manifestado.

"Chantajes e imposiciones"

En este sentido, el diputado constitucionalista ha destacado que el nacionalismo "es insaciable" y que creer que indultos como en el del propio Junqueras acabarán con el "problema" catalán "es absolutamente surrealista".

"Intentar resolver un problema sobre la base de aceptar todos los chantajes y todas las imposiciones de quienes precisamente han creado ese problema es ahondar en el problema y, como mucho, dilatar una hipotética resolución 10 o 20 años", ha manifestado Martín Blanco.

Arrimadas: "Sánchez nos vende por un plato de lentejas"

Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también ha cuestionado los planteamientos de Junqueras, afirmando que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "venderá" a los españoles "por un plato de lentejas" si le indulta.

La presidenta de Ciudadanos Inés Arrimadas, haciendo declaraciones a los periodistas ante el Tribunal de Cuentas / EUROPA PRESS
La presidenta de Ciudadanos Inés Arrimadas, haciendo declaraciones a los periodistas ante el Tribunal de Cuentas / EUROPA PRESS

"Si lo único que ha podido sacar Sánchez después de darles todo es que, en una carta, un día digan esto, es que nos ha vendido por un plato de lentejas", ha manifestado la diputada de Cs a la prensa ante el Tribunal de Cuentas, donde Cs ha presentado una denuncia contra la ayuda pública concedida a la aerolínea Plus Ultra.

"Privilegios a los políticos"

En opinión de Arrimadas, esto es la palabra de "un delincuente condenado que va a decir lo que sea en este cuarto de hora para que les den el indulto y puedan volver a hacer lo que quieren volver a hacer, que es destrozar otra vez Cataluña como ya hicieron en 2017".

La líder de Cs, asimismo, se pregunta por qué hay que "dar privilegios a los políticos", perdonándoles las penas que les impuso el Tribunal Supremo por haber impulsado el referéndum ilegal y la declaración unilateral de independencia de Cataluña en octubre de 2017, mientras los ciudadanos "tienen multa" si no pagan a tiempo un impuesto y no se les retira porque "digan un día 'ya no lo vamos a volver a hacer'".

Promesa incumplida de Sánchez

"¿Y con estos señores pretendemos que Pedro Sánchez diga que aquí no ha pasado nada?", ha planteado Arrimadas, convencida de que el objetivo del presidente del Gobierno y líder del PSOE es indultar a los presos del procés para asegurarse el apoyo de ERC y de otros partidos nacionalistas en el Congreso y, así, "mantenerse en Moncloa".

En este sentido, Arrimadas considera que Sánchez "va a hacer lo que sea, lo contrario de lo que él y sus palmeros decían hace dos años" cuando, en la campaña electoral de 2019, Pedro Sánchez descartaba conceder esos indultos, prometió traer detenido a España al expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont para que fuera juzgado y propuso tipificar como delito la celebración de referéndums ilegales.