Ciudadanos no apoyará los presupuestos si el castellano deja de ser lengua vehicular

La formación naranja exige a Pedro Sánchez que rompa su pacto lingüístico con ERC y Podemos para apoyar las cuentas de 2021

Ultimátum a Pedro Sánchez. Ciudadanos votará en contra de los presupuestos generales del Estado si en la reforma de la ley de educación se mantiene la disposición adicional en la que se elimina el castellano como lengua vehicular en los centros escolares catalanes.

La líder de la formación naranja, Inés Arrimadas, que se había mostrado hasta ahora receptiva a negociar las cuentas con el presidente Pedro Sánchez, ha puesto como condición para ello que el PSOE rompa sus pacto lingüístico con ERC y Podemos.

La ofensiva de Cs

Ciudadanos ha anunciado que acudirá al Tribunal Constitucional, a instancias europeas, al Defensor del Pueblo y a la Alta Inspección educativa para garantizar la escolarización de los niños y niñas en su lengua materna.

La anterior normativa establecía que el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas Comunidades Autónomas, "de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable". La enmienda de PSOE, Podemos y ERC sustituye esa redacción por el siguiente: “Las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y alumnas a recibir enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios, de conformidad con la Constitución Española, los Estatutos de Autonomía y la normativa aplicable”.

"Si el Gobierno quiere que Ciudadanos vote que sí a los Presupuestos. Va a tener que mirar hacia nuevas líneas naranjas", ha dicho Arrimadas, quien ha calificado esa enmienda como una "contrapartida a los socios nacionalistas". 

Destacadas en Crónica Política