Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nacho Martín Blanco, portavoz de Ciudadanos en el Parlament / CG

Cs exige al Govern que cumpla las sentencias que protegen el castellano

Martín Blanco pide explicaciones a Cambray tras constatar que el 85% de los colegios tienen el catalán como lengua vehicular y que la Selectividad dará prioridad de nuevo a este idioma

3 min

Ciudadanos (Cs) pedirá la comparecencia en el Parlament del consejero de Educación, Josep González-Cambray, y de la secretaria general, Patrícia Gomà, para que den explicaciones sobre el incumplimiento de las resoluciones judiciales que advierten contra la discriminación del castellano.

“El conseller debe explicar qué hará para implantar en el próximo curso el mínimo del 25% de horas lectivas en castellano en los centros educativos”, ha segurado el portavoz de de Cs en el Parlament y en la comisión de Educación, Nacho Martín Blanco, en relación a un estudio realizado por la Asociación por una Escuela Bilingüe (AEB), según el cual, el 95% de los centros educativos en Cataluña tienen como única lengua vehicular el catalán, excluyendo el castellano. A juicio del dirigente de la formación naranha, estos datos demuestran que el Govern incumple las reiteradas sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y del Tribunal Supremo (TS).

Lo que dice el TSJC

Martín Blanco ha explicado que la última sentencia del TSJC “dicta que ese mínimo del 25% de horas lectivas en castellano sea para el conjunto de la comunidad educativa y no solo para los centros donde lo pidan unos padres expresamente”. En este sentido, ha lamentado que el Govern siga “incumpliendo las resoluciones judiciales y nuestro ordenamiento estatutario y constitucional”.

Precisamente hoy, la AEB ha denunciado que la Consejería de Educación volverá a dar prioridad al catalán en las pruebas de acceso a la Universidad de septiembre, en contra de lo establecido por el propio TSJC.

Asimismo, el diputado de Ciudadanos considera que la responsabilidad también es del Gobierno de España, ya que “con la Ley Celaá lo que hace es consagrar esa exclusión del castellano en las aulas catalanas y facilitar a los nacionalistas su manifiesta voluntad de excluir el castellano de la vida pública de Cataluña”. “Le exigimos que adopte las medidas necesarias para que se cumplan las sentencias y para que los niños catalanes tengan derecho a educarse también en castellano en su propio país. Es incomprensible y anómalo que, en un país democrático como España, ciudadanos españoles no tengan derecho a educarse en su lengua materna”, ha concluido.