Menú Buscar
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, espera gobernar unos años / EFE

El dilema de Cs con Vox: primar el europeísmo o derechizarse

Algunos de los 'bandazos' de última hora de la formación de Rivera hacen que la izquierda esté a la expectativa de la posición que tomen en Andalucía para no blanquear a un partido euroescéptico

04.12.2018 00:00 h.
5 min

El resultado de las elecciones andaluzas eleva a Ciudadanos como el partido decisivo para formar gobierno en la comunidad autónoma. La opción que parece más factible es la de conformar un Ejecutivo de derechas liderado por el PP o Ciudadanos y que cuente con los votos favorables de los 12 nuevos diputados de Vox. Esta posibilidad, no obstante, también entraña riesgos para la formación naranja, que ya ha sido advertida por el PSOE de que cualquier acuerdo con Vox será blanquear una fuerza euroescéptica y populista.

Pedir o contar con los votos de Vox contrastaría con los valores ilustrados y proeuropeos de los que Ciudadanos presume. Especialmente desde que es la única fuerza española en el grupo de los liberales europeos (ALDE), tras la expulsión del PDeCAT por su deriva nacionalista y por los casos de corrupción que arrastra.

El aviso de Verhofstad

El presidente de los liberales europeos, Guy Verhofstad, fue el primero en visibilizar de forma más o menos velada este riesgo. El político belga felicitó a sus socios españoles por su fuerte crecimiento --han pasado de 9 a 21 diputados en Andalucía--, pero matizó que el “éxito de la extrema derecha debería preocuparnos a todos”.

En conversación con este medio, miembros de la dirección del partido sostienen que como “partido europeísta” que son “marcarán distancias” con Vox, pero sin “estigmatizar a nadie”.

¿Doble rasero?

Esta prudencia a la hora de relacionarse o definir el partido liderado por Santiago Abascal ya se observó antes de la celebración de los comicios andaluces. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, declinó en varias ocasiones ante los medios calificar a Vox de “extrema derecha”. En algunas ocasiones, incluso, dirigentes de Cs evitaron mencionar el nombre del hasta ayer partido extraparlamentario para no darle mayor protagonismo.

Esta prudencia mostrada con Vox dista de la que Ciudadanos mantiene con Podemos, a quien ha calificado en reiteradas ocasiones de “extrema izquierda” o de fuerza populista. Sin embargo, desde el partido de Rivera recuerdan el fallido acuerdo de gobierno entre PSOE y Cs como ejemplo de que en ninguna ocasión rechazaron los votos de Podemos para formar un Gobierno que sacara en su momento al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de la Moncloa.

Desde la óptica de Ciudadanos, en este caso, la mejor opción sería contar únicamente con el apoyo externo de Vox en Andalucía, ya que los andaluces han votado “cambio”. Y se trataría, en definitiva, de no tener como socios de gobierno ni a Podemos ni a Vox.

La presión desde la izquierda

Otro de los elementos que dificultan la decisión de Ciudadanos es el calendario electoral. Las elecciones municipales y autonómicas del próximo mayo hacen que cualquier acercamiento con Vox le pueda pasar factura de cara a sus votantes ubicados en el centro y centroizquierda.

Asimismo, la presión de la izquierda para que no se alcance ningún tipo de acuerdo con PP y Vox ya ha empezado. Este lunes el expresidente socialista José Luís Rodríguez Zapatero aseguraba en Antena 3 que "las fuerzas emergentes tienen que definirse”. “Ciudadanos se reclama de centro europeísta, estar en una alianza con Vox, al menos, debe plantear alguna reflexión", abundaba.

Una de las críticas más acusadas que se le hacen a la formación de Rivera es su indecisión en algunos temas controvertidos por la opinión pública. Algunos de sus bandazos políticos de última hora se han atribuido a esta indecisión y no son pocas las voces que están a la expectativa de la posición que tome Ciudadanos en Andalucía.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información