Menú Buscar
Manuel Valls (c), acompañado por la diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas (i) y Eva Parera, en una charla política / EFE

Ciudadanos desautoriza a Valls

El partido naranja rechaza el ofrecimiento a Colau y propone negociar la investidura de Collboni

29.05.2019 14:23 h.
3 min

Ciudadanos ha desautorizado el ofrecimiento de Manuel Valls, que se ha puesto a disposición de Ada Colau para evitar que Ernest Maragall sea el próximo alcalde de la capital catalana. "El resultado en Barcelona no nos permite gobernar la ciudad y por tanto estaremos en la oposición", ha asegurado la formación naranja en una nota.

"Si hubiera que impedir que haya un alcalde independentista o populista los concejales de Cs negociarían con un candidato que no sea ni independentista ni populista", afirman desde el partido liderado por Albert Rivera en relación a Maragall y Colau. Así las cosas "a pesar de las diferencias que hay con la candidatura socialista, la opción que reúne esas condiciones es Collboni".

Se levanta el cordón a los socialistas

De este modo, Ciudadanos se abre a pactar con los socialistas tras el cordón sanitario a Pedro Sánchez durante las elecciones generales. El partido naranja asegura que "está dispuesto a negociar" con Jaume Collboni, en tercera posición en los comicios municipales, "para que la ciudad de Barcelona sea una ciudad abierta y constitucionalista".

El comunicado, además de poner de manifiesto las discrepancias con Valls, que ha afirmado que es momento de "hacer gestos de responsabilidad", abre la vía a la nueva estrategia del partido. Este martes, el secretario de general de los naranjas, José Manuel Villegas, aseguraba que estudiarían posibles pactos con los socialistas que "renieguen" de Pedro Sánchez.

Tensión entre Valls y Cs

"A menudo, en la política hay que saber escoger la opción menos mala", ha afirmado Valls este miércoles en referencia a facilitar un pacto entre Colau y Collboni. La plataforma liderada por el exprimer ministro francés se ha mostrado contraria al anuncio las que serían las primeras medidas que quiere poner en marcha Maragall, como la petición de libertad de los presos y el impulso de nuevo referéndum.

Además, la tensión entre Valls y el aparato de Ciudadanos es palpable. El exdirigente francés ha amenazado con una "ruptura total" con el partido si estos negocian con Vox en Madrid, a lo que la formación de Rivera respondió que él aceptó ser candidato tras el pacto con la ultraderecha en Andalucía.