Menú Buscar

Las cinco preguntas sin respuesta de Trapero

El testigo estrella del juicio del 1-O, el exjefe de los Mossos, deja muchas incógnitas: ¿dónde está el plan de detención de Puigdemont? ¿perjudica o beneficia a los doce políticos procesados?

Un agente de la Policía Nacional saluda al mayor Josep Lluís Trapero a su llegada al Tribunal Supremo / EFE
16.03.2019 00:00 h.
7 min

Muy preparado y con gran aplomo. Así prestó declaración Josep Lluís Trapero, que esta semana se ha convertido en el testigo estrella del juicio del 1-O que se celebra en el Tribunal Supremo. Sorprendió por su predisposición a responder a las acusaciones, pues está procesado --será juzgado en la Audiencia Nacional-- y, por tanto, sus declaraciones le podían comprometer. Pero, al igual que sucedió con Manel Castellví, excomisario de Información de los Mossos que también prestó declaración como testigo, las reacciones se dividen entre quienes le consideran un héroe y quienes le acusan de traidor.

El exjefe de los Mossos d’Esquadra, quien apuntó a los dirigentes políticos como responsables del procés rupturista, ha dejado muchas preguntas en el aire que quizá responda en esa futura vista oral donde se enfrenta a una petición de condena de 11 años de prisión por rebelión. O quizá no.

1. ¿Dónde está el plan de detención de Carles Puigdemont? Una de las declaraciones más impactantes de Trapero (Santa Coloma de Gramenet, 1965), agente desde 1990 y licenciado en Derecho, fueron las referidas a los preparativos de la detención del expresidente tras la aprobación de la declaración unilateral de independencia. "Habíamos tenido conocimiento de lo que había pasado en el Parlament, desconocíamos la trascendencia jurídica y qué delitos podía haber, pero nos poníamos a disposición por si ordenaban algún tipo de acción". Repreguntado por Xavier Melero, abogado de Joaquim Forn, el mando policial habló de la “detención del president y los consejeros”. ¿Quiso abundar en la responsabilidad de los políticos secesionistas y en el respeto de los Mossos a la ley? “Yo sigo esperando a que Trapero saque el plan escrito para detener a todos el Govern”, explica a Crónica Global un mando policial

El 'exmajor' de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, durante su declaración en el Tribunal Supremo / EFE

El exmayor Josep Lluís Trapero, durante su declaración en el Supremo junto a su abogada Olga Tubau / EFE

2. ¿Se beneficia a sí mismo? Josep Lluís Trapero, explican sus allegados, llevan muchos meses centrado en preparar su defensa. Asesorado por una de las abogadas más prestigiosas de Barcelona, Olga Tubau, el exjefe de los Mossos está muy dolido con todo lo ocurrido, pues siempre ha sostenido que no fue una parte activa del procés y que advirtió al expresidente Carles Puigdemont de que los Mossos cumplirían con la ley, como manifestó en el juicio del 1-O. “Da la sensación de que iba muy preparado, no titubeó y no se dejó amilanar por el tribunal, pero demostró que quiere colaborar con la Justicia, que es un hombre de orden”, explican las citadas fuentes. Es obvio que quiso desmontar la teoría de la rebelión, pero ¿lo conseguirá? Lo peor que le puede pasar a un policía, añaden, es que se le acuse de formar parte de una organización criminal. Todo ello induce a la siguiente pregunta.

3. ¿Perjudicó con sus declaraciones a los doce políticos procesados? Para algunos, es el gran interrogante que, obviamente, se resolverá en la sentencia. A simple vista, Trapero echó balones fuera y culpó a los dirigentes políticos de esa escalada de independentismo rupturista. Sin embargo, algunos juristas creen que, de esta forma, les descarga del delito de rebelión, ya que separa un cuerpo armado como el de los Mossos de la cúpula gubernamental. Sus obras, no obstante, apuntan a lo contrario. Pocos olvidan la famosa foto de la paella organizada por Pilar Rahola en Cadaqués a la que asistió Josep Lluís Trapero. “No es independentista, simplemente le cegó el poder y la ambición”, afirma su entorno.

El exconsejero del Interior Joaquim Forn y el exmayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, después de los atentados del 17A / EFE

El exconsejero del Interior Joaquim Forn y el exmayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, después de los atentados del 17A / EFE

4. ¿Por qué no fue llamado por la División de Asuntos Internos de los Mossos tras ser procesado? Josep Lluís Trapero fue destituido por el Gobierno español tras la aplicación del artículo 155. Tras las elecciones y la constitución del ejecutivo de Quim Torra, se le ofreció ser restituido en su cargo, pero rechazó la oferta. Nunca fue citado por la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos, un procedimiento habitual cuando un policía es procesado en el ejercicio de sus funciones. “Hay un doble rasero en la DAI, pues nunca se tomaron medidas cautelares contra Trapero, mientras que otros mossos son castigados por rechazar públicamente el independentismo, e incluso son suspendidos de empleo y sueldo. Es una policía política”, denuncian fuentes policiales.

5. ¿Cómo han reaccionado en el cuerpo de los Mossos? Al igual que lo ocurrido con la declaración de Castellví, la declaración de Trapero ha aflorado el cisma políticos existente dentro de la Policía Autonómica. Así, mientras los agentes más soberanistas le acusan de ser un traidor por desmarcarse del procés. Y los más irredentos le incluyen en el mismo paquete de dirigentes que no se han atrevido a implementar la república. Pero una buena parte de los Mossos considera que “sin duda se esforzó en desmontar la tesis de que somos una policía política, nos ha defendido bien”.

¿Quiere hacer un comentario?