Menú Buscar
El polémico cartel de Arran sobre Felipe VI

Arran 'mancha' al Rey con sangre y le tilda de "criminal"

La CUP ha difundido un cartel similar por Twitter donde piden recibir al monarca "como es debido" durante la inauguración del Mobile World Congress

24.02.2018 14:10 h.
3 min

El rey Felipe VI regresa de nuevo a Cataluña este domingo con motivo de la inauguración del Mobile World Congress y los independentistas volverán a aprovechar su visita para protestar contra su presencia.

Esta vez Arran, el brazo juvenil de la CUP, ha tomado la inciativa y ha elevado el tono contra la presencia del monarca, al que llaman "criminal" en un cartel difundido por las redes sociales, donde aparece una fotografía de su cara manchada de lo que se supone que es sangre. En el fotomontaje le acompañan los rostros de su padre, Juan Carlos I, y del dictador Francisco Franco. 

Boicotear la cena de gala del MWC

Por su parte, la CUP ha difundido otro cartel similar por Twitter donde piden recibirlo "como es debido". Así, las organizaciones de la izquierda radical independentista pretenden boicotear la cena de gala del Mobile World Congress a la que asistirá el Rey. Este evento genera 17.000 empleos directos y otros miles indirectos, algo que poco parece importarle a la CUP, que siempre se ha mostrado contraria a este evento. 

La mayor feria mundial sobre tecnología móvil que se celebra en Barcelona se ha visto constantemente amenazada por cuestiones políticas, algo que podría motivar su marcha a otra ciudad al finalizar el contrato que la ata a la Ciudad Condal. Desde su proclamación como rey, Felipe VI ha asistido a todas las celebraciones de este evento, que supone una gran fuente de ingresos para Barcelona.

Abucheos en su anterior visita

Esta es la primera vez en la que Felipe VI regresa a Cataluña tras la celebración del referéndum independentista ilegal y la declaración unilateral de independencia.

La última vez que lo hizo fue en agosto en Barcelona, en la concentración de rechazo a los atentados terroristas que conmocionó al país entero. Los sectores independentistas aprovecharon la visita del monarca para colar sus reivindicaciones secesionistas durante la manifestación, donde exhibieron esteladas y abuchearon al monarca por su relación con la monarquía saudí, a la que se le acusa de financiar a grupos terroristas.