Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la tertuliana y polemista Pilar Rahola / FOTOMONTAJE CG

Bronca entre Colau y Rahola por la subida de impuestos en Cataluña

La alcaldesa de Barcelona y la tertuliana independentista se enzarzan por el alza del IRPF y Sucesiones que ha diseñado el Gobierno autonómico

6 min

Colau y Rahola, a la greña. La alcaldesa de Barcelona y la tertuliana y polemista se han enzarzado en Twitter por los impuestos. La primera edil y la escritora, periodista y polemista se han lanzado pullas sobre el alza del IRPF y el Impuesto de Sucesiones, entre otros, que ha presentado el Gobierno catalán.

La munícipe Colau fue la primera en abrir el fuego. La también líder de Barcelona en Comú cargó ayer contra Rahola después de que ésta tildara de "escándalo" el incremento de los gravámenes. "Pilar, ¿de qué escándalo hablas? Pagará más quien cobra más de 90.000 euros y pagará menos quien menos tiene. Si no estás de acuerdo con esto...paga y vámonos", disparó desde su cuenta de la red de los 280 caracteres. "Escándalo, Ada Colau, que sepáis solo subir impuestos. Que Cataluña sea uno de los territorios más impositivos del mundo. Que no persigáis a las grandes fortunas, sino a las nóminas y a los autónomos. Que estéis negociando con el PSOE y el resultado sea que los catalanes paguen más. Sí, escándalo", respondió la expolítica independentista.

El partido de Colau lo apoya

¿Qué papel juega Colau en el debate sobre la presión fiscal en Cataluña? Políticamente, uno relevante. El partido matriz de la alcaldesa de Barcelona, Catalunya en Comú Podem, es el que prestará su apoyo a ERC y Junts per Catalunya (JxCat)  para que el Govern apruebe la reforma impositiva. De este modo, Colau es indirectamente valedora del acuerdo de pacto fiscal en la autonomía.

Por su parte, Rahola no participa en ninguna fuerza política pero, como es habitual en ella, opina de temas de actualidad de forma muy polémica. Ayer en TV3, donde es colaboradora habitual, la polemista se significó contra el Impuesto de Sucesiones en Cataluña, que tildó de "enormemente injusto y no social". Tampoco le parece bien a la expolítica el incremento de los tramos altos del IRPF. "Ya basta de cargar impuestos sobre el pueblo de Cataluña. Esto no afectará a los ricos, sino que lo hará sobre las clases medias altas, a los médicos o a los abogados", razonó en prime time en el canal autonómico.

Segundo 'pique' en días

Para rizar el rizo, la cuenta de Som Comuns, vinculada al partido de Colau, ha acusado a Rahola de "cobrar más de 100.000 euros" al año, por lo que resultaría afectada por la medida.

Cualquiera que fueren los argumentos de las dos mujeres, el encontronazo por el preacuerdo por la subida de impuestos en Cataluña es el segundo pique entre ambas en días. Apenas dos semanas atrás, Rahola cargó contra Colau desde las páginas de La Vanguardia por el montaje del Belén navideño de la plaza de Sant Jaume. "Me temía la gansada de cada año, y con esa poca esperanza metí la nariz entre las vallas, para ver qué feliz ocurrencia nos habría regalado el go­bierno Colau. El resultado no fue ­decepcionante: una vez más, los prejuicios tronados de determinada progresía triunfaban por encima del le­gado cultural y religioso", describió la independentista.

Rahola, adalid del secesionismo más liberal y conservador, se significó de este modo a favor de "siglos de tradición católica". Ahora lo ha hecho por una menor presión fiscal, una postura que entronca con la posición de la antigua CDC, hoy integrada en Junts per Catalunya.