Menú Buscar
Mireia Boya, en una imagen de archivo / EP

Boya (CUP) rompe la defensa de la Mesa del Parlament: "Yo no voté de forma simbólica"

La exdiputada sostiene que las propuestas de resolución del 'procés' tenían carácter vinculante y no eran meras declaraciones

3 min

La exdiputada de la CUP, Mireia Boya, ha declarado este martes en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) por el juicio en que se acusa a los miembros de la Mesa del Parlament de un delito de desobediencia.

La exparlamentaria cupera ha sostenido una posición contraria a otros inculpados en la causa, que han rebajado las votaciones de la Mesa a meras propuestas declarativas. Boya ha expresado lo contrario: "Yo no voté la declaración de independencia de forma simbólica aunque después quedara suspendida por el 155".

Las resoluciones eran vinculantes

Lo ha dicho al contestar al interrogatorio del fiscal Pedro Ariche, quien le ha preguntado si considera que --como el resto de acusados han defendido-- las propuestas de resolución que vota el pleno del Parlament no tienen un carácter jurídico vinculante.

"¿Por qué estamos sentados aquí? Porque no solo tramitamos resoluciones sino que las ganamos, porque somos mayoría", y ha considerado que el problema no está en el contenido de la iniciativa parlamentaria porque el programa de la CUP ya reclama la independencia de Cataluña. Sobre si conocía las advertencias del Tribunal Constitucional (TC), ha replicado que nunca recibió ninguna advertencia: "Si la hubiera recibido, no reconozco al TC como un agente legítimo en el proceso de independencia de Cataluña".

No responde a Vox

Ha sostenido que al tramitar la ley del referéndum no hubo ninguna vulneración de los derechos de los diputados, como criticó la oposición: "Usaron y abusaron de todos los recursos para parar la voluntad de más de dos millones de personas, el 80% de la sociedad. Considero que los únicos derechos que se han vulnerado son los de esos dos millones de personas que querían el referéndum".

Boya ha aceptado contestar al fiscal y a la defensa, pero ha rechazado atender las presuntas de la acusación popular ejercida por Vox. A juicio de la cupaire, "una feminista, antiracista, antifascista, no encuentra legítima la presencia de la extrema derecha".

Presupuestos de 2017

El fiscal también ha preguntado a la exdiputada por qué el partido aprobó los presupuestos de 2017 diciendo que "podían ser avance en la ruptura hacia la independencia" y en qué se basaban para opinar eso.

"En ese momento pensábamos que sin presupuestos la legislatura no saldría adelante y no habría referéndum", ha contestado la exdiputada. Respecto a por qué apoyaron la cuestión de confianza del expresidente Carles Puigdemont, ha afirmado que querían evitar unas elecciones y que acabara la legislatura.

Destacadas en Política