Menú Buscar
El periodista Antoni Bassas (i) entrevista en el plató del 'Ara' al presidente de la entidad independentista òmnium Cultural, Jordi Cuixart (d) / CG

Boicot independentista al 'Ara', uno de sus periódicos de cabecera

El diario se enfrenta a una oleada de bajas de suscriptores por negarse a publicar la campaña institucional que llama a la participación en el 1-O

09.09.2017 11:14 h.
3 min

El independentismo ha iniciado el boicot a uno de sus periódicos de referencia, el Ara. Los más radicales defensores del procés han puesto en marcha una campaña en la que amenazan a través de las redes sociales con darse de baja en la suscripción del rotativo ante los rumores de que se ha negado a publicar la campaña institucional que llama a la participación al referéndum.

Voces tan influyentes entre los secesionistas como la del director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, Agustí Colomines, llaman al boicot al diario. “La cobardía es intolerable”, asegura el que fue responsable de la antigua fundación CatDem en las redes sociales.

Fundadores del periódico

Unas palabras que van, entre otros, contra los periodistas Antoni Bassas, Toni Soler, Albert Om o Xavier Bosch, impulsores y miembros del consejo editorial, o Esther Vera, su actual directora. Defensores desde el primer día del procés y con buenas relaciones con el actual Gobierno de la Generalitat.

El proyecto fue impulsado en 2010 por un grupo de empresarios independentistas que buscaban un hueco en el mercado de la prensa en catalán editada desde Barcelona tras la fusión de El Punt y el Avui. Cultura 03, grupo editorial con varias publicaciones en lengua catalana, fue su principal promotor junto a Fernando Rodés (Havas Media), que ostenta la presidencia del rotativo, la Fundación Carulla (Agrolimen, GBFoods) y Víctor Font (Delta Partners). En sucesivas operaciones mercantiles, los Rodés, los Carullas y el propio Font se han convertido en sus principales accionistas.

La decisión del periódico, que no se ha confirmado de forma oficial por parte de la empresa editora, respondería al aviso de Fiscalía de la ilegalidad que cometen los medios de comunicación que divulguen la campaña del 1-O. El mismo motivo que provocó que ninguna agencia de medios, incluida la propia Havas Media --en la que tiene un papel accionarial y directivo relevanta la familia Rodés--, se negara a gestionar la publicidad que llama a la participación de los ciudadanos en el referéndum ilegalizado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información