Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont con la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie / EFE

La ANC 'resucita' su campaña farsa para pagar la renta "en Cataluña"

La entidad secesionista anima a sus seguidores a abonar el impuesto a la Agencia de Tributaria de Cataluña, aunque no es su competencia y solo puede hacer de intermediaria

6 min

La entidad privada secesionista Assemblea Nacional Catalana (ANC) recupera una de sus viejas iniciativas sobre el pago de impuestos. Se trata de la campaña "Jo pago la renda a Catalunya" --"Yo pago la renta en Cataluña"--, mediante la cual insta a sus seguidores a presentar su declaración a la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC), un organismo de la Generalitat que recauda los tributos propios y cedidos de esta comunidad autónoma.

Los dirigentes de la entidad ultranacionalista --entre ellos, su presidenta, Elisenda Paluzie, y su vicepresidente, David Fernàndez--, junto a varios políticos y empresarios afines a su causa, presentarán este martes la iniciativa ante la sede de la ATC en la Zona Franca de Barcelona.

"No se pueden presentar en la ATC"

La ANC lleva meses animando desde su página web y redes sociales a sus simpatizantes "a pagar todos los impuestos a la ATC en lugar de hacerlo a la Hacienda española. Una acción --afirman-- totalmente legal".

La propuesta de la entidad presidida por Paluzie no tiene, de hecho, ninguna incidencia real sobre la vida de los ciudadanos, dado que la Agencia Tributaria de Cataluña es un organismo subordinado a la Administración General del Estado que solo posee competencias de recaudación. Así lo apunta este organismo de la Generalitat en su página web: "El impuesto sobre la renta de las personas físicas es un impuesto estatal que recauda la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria). Por tanto, las declaraciones de la renta no se pueden presentar en las delegaciones de la ATC (tampoco en el caso de que el resultado sea a devolver o negativo)".

Eduard Vilà, nuevo director de la Agencia Tributaria de Cataluña, y la sede del organismo en la Zona Franca / CG
Eduard Vilà, director de la Agencia Tributaria de Cataluña, y la sede del organismo en la Zona Franca / CG

"Ruptura con el Estado español"

Pese a ello, Paluzie defendió ya el pasado octubre su iniciativa --en vísperas de la liquidación trimestral del IVA-- como "una campaña de apoderamiento y un ejercicio práctico de independencia fiscal". La plataforma anima a autónomos, pymes, sindicatos y partidos políticos a sumarse a una operación para impulsar la "ruptura" con el Estado.

"De esta manera, empujamos al Govern de la Generalitat a fortalecer la ATC, una herramienta de Estado indispensable, para que gestione un volumen superior de recaudación y de información tributaria. Así, estaremos preparados para afrontar con más garantías la culminación del proceso de independencia cuando llegue el momento", sostiene en su web la ANC, que pretende "reforzar" las instituciones catalanas "y encaminarlas hacia la ruptura con el Estado español".

"Actualmente la Generalitat solo recauda el 5,3% de los impuestos que pagamos", añaden, "básicamente aquellos que son propios y cedidos por el Estado".

Intermediación

En realidad, la capacidad de declarar el IRPF, el IVA o el impuesto de sociedades a la ATC existe desde hace años. De hecho, en la etapa de Cristóbal Montoro al frente del Ministerio de Hacienda se detectó que unas 150 empresas públicas catalanas liquidaban estos tributos ante el ente autonómico.

El Gobierno sostuvo que esta actuación no representaba ningún problema, ya que los recursos terminaban llegando a las arcas públicas. La Agencia Tributaria de Cataluña, pese a las pretensiones de la ANC, actúa como una simple intermediaria entre los contribuyentes y la Administración general del Estado. Añade mayor burocracia al proceso, pero el dinero tiene el mismo fin. 

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas / EFE
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas / EFE

Apoyo posconvergente

Hasta ahora, algunos ayuntamientos en manos de JxCat, como los de Girona o Vic, ya se han sumado a la campaña por la denominada "soberanía fiscal", recibiendo el apoyo explícito de sus alcaldesas Marta Madrenas y Anna Erra. Esta última firmó el pasado mes de marzo un decreto de alcaldía según el cual el consistorio empezaría a pagar sus impuestos a la ATC, en vez de hacerlo a la Hacienda española, ya en el primer trimestre de 2021.

Por lo que respecta a Madrenas, Girona se convirtió el mes pasado en la primera capital de provincia en sumarse a la campaña de la ANC para ingresar el impuesto del IVA en la Agencia Tributaria Catalana. Una acción que no sirve de nada, ya que ese dinero acaba igualmente en la Hacienda española.