Menú Buscar
Pablo Iglesias (Podemos) y Pedro Sánchez (PSOE) pactan ante el líder de ERC Oriol Junqueras / FOTOMONTAJE DE CG

El acuerdo PSOE-Podemos, un guiño a ERC

El reconocimiento de un "conflicto político" en Cataluña, la reforma laboral y la subida de impuestos para las rentas más altas coinciden con las reclamaciones de los republicanos

5 min

ERC necesitaba un guiño para dar su plácet a la investidura de Pedro Sánchez, y el informe de la Abogacía del Estado, favorable a la inmunidad de Oriol Junqueras --ya se pronunció en este sentido el pasado verano-- le ha puesto en bandeja una abstención que desbloquea las negociaciones con el PSOE. Pero es que, además, el acuerdo de Gobierno presentado ayer por Sánchez y Pablo Iglesias contiene lugares comunes con las posturas sociales, fiscales y laborales de los republicanos.

Dicho de otra manera, aunque en ningún momento se ha planteado una mayor implicación de la formación liderada por Junqueras en la gobernabilidad española, el contenido de Coalición progresista. Un nuevo acuerdo para España –así se llama el documento firmado ayer por PSOE y Podemos-- incluye medidas coincidentes con el ideario de ERC. Es decir, que ofrece una buena pista de aterrizaje para los republicanos.

Los líderes del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se saludan durante el acto de presentación del programa del Gobierno de coalición / EFE
Los líderes del PSOE y de Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, se saludan durante el acto de presentación del programa del Gobierno de coalición / EFE

El Consell Nacional del partido, previsto para el día 2, tendrá que dar el visto bueno definitivo a la decisión de la dirección de ERC de dar luz verde a la investidura de Sánchez, previsiblemente el próximo fin de semana. Pero el programa del nuevo “Gobierno progresista” apuntala las complicidades con ERC, más allá de la investidura pura y dura. La portavoz de ERC, Marta Rovira, puso énfasis ayer en el reconocimiento de la existencia de un "conflicto político" que, días atrás, hizo el presidente en funciones Pedro Sánchez.

Pero es que, en el citado documento, ambas formaciones aseguran que “abordaremos el conflicto político catalán, impulsando la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo entre las partes que permita superar la situación actual”. Asimismo, subrayan, "daremos cumplimiento a los dictámenes del Tribunal Constitucional y traspasaremos a la Generalitat aquellas competencias pendientes ya reconocidas en el Estatut de Cataluña".

Reforma laboral

PSOE y Podemos también se comprometen a “derogar los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012. Impulsaremos en el marco del diálogo social la protección de las personas trabajadoras y recuperaremos el papel de los convenios colectivos”. Aunque esta declaración de intenciones deja en el aire el alcance de la derogación de la reforma laboral aprobada por el PP, se trata de una de las reclamaciones que ERC ha hecho en diversas ocasiones.

Especialmente significativo es el compromiso del futuro Gobierno de coalición de aumentos de los impuestos a las rentas más altas. Una medida que ERC acaba de pactar con En Comú Podem (el referente catalán de Podemos) en Cataluña, en el marco de las negociaciones de los presupuestos de la Generalitat de 2020. La reforma fiscal pactada en Cataluña es mucho más ambiciosa que la contemplada en el programa de Gobierno de PSOE y Podemos, pero demuestra las complicidades en materia tributaria de los republicanos con las formaciones de la izquierda.

No en vano, las negociaciones entre ERC y PSOE suponen una inversión de futuro de cara a unas elecciones catalanas que, previsiblemente, se celebrarán en 2020. Y aunque ERC siempre parte como ganadora en los sondeos de intención de voto, no hay que subestimar el músculo que todavía tiene Carles Puigdemont.