Menú Buscar
Andreu Van den Eynde, abogado de los políticos procesados Oriol Junqueras y Raül Romeva / EUROPA PRESS

Salellas, Pina y Eynde se desmarcan de Melero y apoyan las tesis soberanistas

Los abogados celebrarían pero recurrirían una condena baja, y han asegurado que los alegatos finales fueron un "placer jurídico"

14.06.2019 12:13 h.
4 min

El abogado de Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, Jordi Pina; el de Oriol Junqueras y Raül Romeva, Andreu Van den Eynde; y el de Jordi Cuixart, Benet Salellas se han desmarcado de su compañero y abogado de Joaquim FornJavier Melero. Los abogados de las defensas han alabado las últimas intervenciones de los políticos presos y –lejos de considerarlas inconvenientes– las han remarcado como necesarias. 

El más crítico ha sido Salellas, que ha tachado de "vergüenza" la crítica de los alegatos finales de personas "que se enfrentan a las penas que se enfrentas" y lo ha señalado como "acto de dignidad" en la entrevista de El Món a RAC1. Es más, tachó de "acto de mayoría" de edad lo sucedido y está convencido que para cualquier juez es un "placer jurídico" escucharlo. 

A la contra

Los abogados de las defensas también criticaron la ausencia del Fiscal Javier Zaragoza. "Es vergonzoso que pidas cárcel y no vengas a escuchar lo que dicen las defensas y el turno de última palabra", lamentó Pina. Eso sí, han evitado cargar directamente contra el abogado de Forn y se han limitado a decir que se trataba de "líneas estratégicas diferentes y complementarias". 

Sobre el futuro de los eurodiputados, Van den Eynde descarta que Puigdemont y Comín puedan pisar "territorio español, puesto que nadie les garantizará aquella inmunidad". Ha expresado las mismas dudas para Oriol Junqueras, aunque en ese momento todavía se desconocía la decisión del Tribunal Supremo. 

Absolución y libertad

Otro punto en el que han incidido es en que ninguno de ellos se conformaría con una condena por leve que sea. Si los condenan con una pena baja, Pina ha asegurado que "lo celebrará" pero que "recurrirá cualquier sentencia que no sea absolutoria al Tribunal Constitucional y a la Justicia Europea". 

Tampoco saben si sus acusados podrán salir. Van den Eynde –irónicamente tras ser preguntado por la opinión de Melero– respondió: "No soy Aramís Fuster y no veo más allá". Eso sí, reconoció que estaba muy esperanzado con esta sentencia. Para Salellas, la libertad provisional sería la prueba para demostrar que el poder judicial es independiente del resto de poderes del Estado.

¿Mienten?

Otro de los puntos sobre los que se pone el foco es sobre quién ha mentido en el juicio. Para Salellas, "durante algunas semanas se han podido contrastar los relatos falsos de los policías que declaraban" y la lamentado que se ha instalado "un relato falso en la sociedad española" que no ayuda.  En una línea similar se han pronunciado todos, que han considerado que los Guardias Civiles son los que más han faltado a la verdad.

Por su parte, Javier Melero fue mucho más distante en su análisis el día anterior en el mismo programa. Aseguró que consideraba que la rebelión estaba descartada y que pediría la absolución, aunque consideraba defendible jurídicamente la desobediencia y la incitación a la alteración al orden público. Felicitó a Marchena por su papel en el juicio y descarto que ninguno de los acusados fueran presos políticos.