Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El empresario y 'youtuber' Romuald Fons / CG

Romuald Fons: “El talento y la creatividad no pueden estar sometidos al SEO”

Entrevista al fundador de Bigseo, agencia de referencia en posicionamiento SEO para el mercado de habla hispana, y ‘youtuber’ de éxito

9 min

Cuando era joven, Romuald Fons soñaba con ser cantante de rock y actuar delante de multitudes. Hoy, este empresario y youtuber barcelonés de 43 años quizás no pueda presumir de llenar estadios, pero sí de tener casi 800.000 suscriptores en su canal de Youtube, donde sus vídeos sobre márketing digital han superado los 47 millones de visualizaciones, y de llenar teatros y auditorios cada vez que organiza uno de sus eventos de mentoring gratuitos, donde da consejos a personas que están emprendiendo, quieren hacer crecer su negocio o, simplemente, necesitan inspiración a la hora de buscar una forma de hacer dinero y ganarse la vida.

“En el fondo, es la misma satisfacción que llenar un estadio, así que es como haber conseguido mi sueño”, bromea Fons en las oficinas de Bigseo Agency, la agencia de márketing digital y posicionamiento SEO que fundó hace cuatro años después de una agitada y “variopinta” carrera profesional, en la que no han faltado los fracasos.

“Si he llegado hasta aquí no ha sido por decisiones conscientes, sino por haber sabido aprovechar las oportunidades que se presentaban por el camino”, añade este conocido empresario y youtuber, considerado un referente del mundo SEO en el mercado de habla hispana.

Nacido en el seno de una familia humilde de Sant Andreu, Fons vio como su padre era despedido y se veía obligado a montar por su cuenta su propio negocio de tratamiento de aguas. “Allí me di cuenta de que yo no quería trabajar para otros, ni dedicarme a algo que no me gustara ni me sintiera realizado”, recuerda el empresario, que hasta los 23 años estuvo ayudando a su padre en la empresa familiar, limpiando pozos o lo que tocara.

Amante de la creatividad, la tecnología y la música, Fons decidió estudiar Arquitectura, una carrera que asociaba con ser creativo, pero al descubrir que su futuro más probable como arquitecto era principalmente “trabajar para otros”, abandonó los estudios en el último año de carrera para dedicarse a su banda de rock, Rembrandt 42. “Mi padre me decía que era un cobarde, que en realidad lo que pasaba era que a mí no me gustaba trabajar, pero yo lo que quería era hacer algo creativo, que me sintiera realizado”, recuerda.

Además de sus bolos con su banda de rock, Fons empezó a explorar oportunidades en internet y las tecnologías, su otra pasión, consiguiendo vender en una subasta online un ejemplar del Tetris para la Mega Drive por una cifra astronómica. Esto le valió aparecer en la revista Rolling Stone americana, entre otros medios internacionales, pero el éxito fue una sensación temporal: tras invertir luego en dos proyectos digitales fallidos, Fons se arruinó totalmente.

“Suena muy romántico, pero cuando tienes un bebé de cuatro meses y ves que no entra dinero en casa, no hace ninguna gracia. A partir de ese momento me dije ‘ahora lo que toca es hacer dinero, y no tanto lo que te gusta. ¿Y qué se hacer yo? Hacer webs. Algo habré aprendido de dos startups fallidas’”, recuerda haber pensado en ese momento.

Su referente se convirtió en Pat Flynn, un conocido empresario estadounidense que, tras perder su empleo de arquitecto en 2008, abrió su propio blog, The Smart Passive Income, donde comparte con sus seguidores sus diferentes experimentos y estrategias para ganar dinero en internet y redes sociales. “Flynn te demuestra que en internet puedes encontrar una manera de ganarte dignamente la vida”, explica el conocido youtuber, que difunde este mismo mensaje en sus vídeos de Youtube.

El empresario y 'youtuber' Romuald Fons / CG
El empresario y 'youtuber' Romuald Fons / CG

Durante el día, Fons trabajaba como redactor de microrrelatos, y por las tardes, ayudado por un amigo, empezó a crear webs con la finalidad de que atrajeran el mayor tráfico posible, por ejemplo, webs de recetas populares, del tipo Polloalhorno.com, o cómo hacer mayonesa. “De las 1.400 webs que teníamos, 220 eran de recetas”, se ríe Fons. El negocio de creación de webs fue escalando, hasta que un día un cliente importante le llamó y le dijo: “Oye, ¿por qué estás por encima de mí en Google para estas palabras clave?”. “Le respondí que porque hacía SEO, así que él me pidió si podía hacer SEO para él. Yo le dije: ‘Sí, si me pagas’”.

El cliente en cuestión le ofreció 1.800 euros, que para aquel entonces “era un montón”, y así acabó convirtiéndose en experto en posicionamiento web, es decir, “en cómo hacer que la web de tu empresa aparezca en las primeras posiciones de un buscador”.

“La pandemia ha sido el catalizador más abrupto que podía darse para que todas las personas, al  menos las que tienen un comercio u ofrecen servicios, se den cuenta de que la captación a través de Google y el tráfico orgánico son uno de los medios más necesarios para no extinguirse. La gente ya no te descubre paseando por la calle”, insiste el conocido influencer barcelonés.

El error que siguen cometiendo muchas empresas pequeñas, no obstante, reside en querer asumir el trabajo de SEO cuando no se es experto: un óptico tiene que dedicarse a hacer gafas, un panadero a hacer pan, un periodista a escribir artículos... “El SEO es un trabajo específico, con parámetros, reglas y palabras clave... a las que no pueden quedar sometidas la creatividad y el talento”, dice.

El éxito de su negocio de creación de webs y sus conocimientos en SEO lo empujaron a abrir en 2018 su propia agencia de márketing digital, Bigseo Agency, de referencia en el mercado hispano, que hoy cuenta con decenas de clientes internacionales como Danone, Amazon, Spotify, Glovo, Shopify y Custo Barcelona.

Por otra parte, Fons ha creado Bigseo Academy, una escuela online de formación en SEO, con cerca de 10.000 alumnos. El curso estrella es Crecetube, dirigido a cualquier persona que quiera hacer crecer su empresa mediante Youtube y capitalizar su presencia en las redes sociales. 

Fons tiene además su propio canal de Youtube, dedicado a divulgar sus conocimientos sobre SEO y desmitificar algunos mitos sobre el mundo de los negocios, con el fin de ahorrar a futuros emprendedores los errores que lo llevaron a la ruina. “Alguno me ha escrito diciendo ‘Yo me quiero arruinar como tú, para luego tener éxito’, y le digo: ‘¿Estás loco?’”.

A finales de octubre, Bigseo Academy inaugurará la primera edición del Máster de SEO, dirigido a especialistas en márketing digital, que será online y con un temario totalmente flexible, “basado en el día a día”, porque en “temas de SEO, lo que vale hoy, igual ya no vale el mes que viene”, constata Fons, a punto de salir para otra reunión.

Desde que montó la agencia, su propio día a día se esfuma entre trabajo, familia y salidas a correr por la montaña, así que por ahora descarta volver a tocar en una banda. “Sigo siendo músico, pero no ejerzo”, se ríe. De arquitectura tampoco ha vuelto a saber nada, pero eso no significa que los cuatro años en la universidad no le sirvieran. “Todo lo que he hecho me ha servido para algo en esta vida, eso me ha dado una visión holística como empresario”, concluye.