Menú Buscar
Ivan Blanco, exalumno de FP Dual

La FP dual se afianza como la formación más atractiva para la empresa

Más de un 70% de los graduados con este sistema continúan en la misma compañía donde realizaron sus prácticas

7 min

Iván Blanco, 35, es técnico en ingeniería química. Ha  logrado trabajar en lo que siempre había querido, después de reconducir su carrera profesional. En su momento empezó la carrera de ingeniería, pero acabó por dejarla. Después se sacó magisterio y estuvo varios años trabajando de maestro. Sin embargo, cuando la crisis de 2008 sacudió todo el mercado laboral, uno de los sectores más afectados fue el de la enseñanza. Tras varios recortes en su sueldo, y reducciones de horarios, empezó a plantearse retomar sus estudios de ingeniería.

En aquel momento, 2010, una nueva modalidad educativa nacida en Alemania comenzaba a introducirse en la enseñanza española: la formación profesional dual. Una variante de la FP en la que se combina la formación en los centros educativos y en una serie de empresas adheridas a estos programas. “Me enteré de esta opción gracias a un artículo del periódico y enseguida busqué si la daban en Huelva, mi provincia”. Explica Iván. Para él, que ya tenía una hija que mantener, y poco tiempo que perder, resultó la opción perfecta para poder reconducir su futuro laboral. 

Auge en las matriculaciones

Esta vía, que combina teoría con práctica en una empresa, siempre con la guía de un tutor especializado en cada materia, ha llegado a una tasa de matriculación del 80% para el curso 2019-2020. Esto supone un incremento de 23.000 alumnos respecto al curso anterior, que fueron 861. “Creo que esta es la opción que mejor te prepara para entrar en el mundo laboral. En todo momento aplicas la teoría que vas aprendiendo in situ y dispones de muchos más recursos que si sólo estuvieras en un aula”, añade Iván. 

Igual que él, Lucía Nieto de, 25 años, ya trabaja en la misma empresa donde realizó las prácticas. Dice haber tenido mucha suerte de elegir este itinerario, que encontró “un poco por casualidad”. Entró en un grado de márketing y comunicación y en los tres meses que duraron las prácticas dice haber aprendido mucho más que en una FP sólo teórica: “La manera de aprender siempre es empírica, y eso te prepara muchísimo más para poder incorporarte inmediatamente a trabajar. Además, haces contactos valiosos de la rama a la que te quieres dedicar”, explica Nieto. Ahora Lucía ya tiene un contrato indefinido y quiere seguir formándose, “incluso entrar en la universidad”.

Lucía Nieta, exalumna de FP dual, en su puesto de trabajo / CÁMARA DE COMERCIO DE ESPAÑA
Lucía Nieta, exalumna de FP dual, en su puesto de trabajo / CÁMARA DE COMERCIO DE ESPAÑA

Lo que las empresas piden

Que ambos estén ya trabajando en la misma empresa donde realizaron la formación no es casualidad: la Fp dual es la opción educativa con mayor empleabilidad de nuestros días. De hecho, según los datos del Consejo Catalán de Cámaras de Comercio,  uno de cada tres alumnos que elige esta opción tiene trabajo y un 40,3% de las ofertas de trabajo se dirigieron a candidatos FP en 2018, ocho puntos más que en 2017 y sólo 0,2 puntos menos que las que se ofertaron a titulados universitarios.

La directora de Empleo, Formación y Emprendimiento de la Cámara de Comercio de España, María Tosca, señala que el éxito radica en que en la FP dual el alumnado pasa como mínimo el 30% de su tiempo realizando prácticas y formación en empresas. “Llegan incluso a suponer hasta el 65% de las horas lectivas en el último curso del ciclo formativo. Por lo tanto, es una formación adaptada a la realidad empresarial que permite a los alumnos experimentar con tecnología solo al alcance de las empresas”, apunta Tosca.

Enlace entre la educación y el mundo empresarial

Resulta fundamental la conexión entre el mundo educativo y el mundo empresarial. Las empresas desempeñan un papel básico en la integración entre la teoría y la práctica. “Son ellas las que mejor conocen las necesidades específicas que demandan los puestos de trabajo”, añade la directora de Empleo de la entidad. En este sentido, la Cámara de Comercio de España, con el apoyo del Fondo Social Europeo, trabaja para concienciar a las empresas, asesorándolas y detectando aspectos en los que necesitarían apoyo para participar en la FP dual (tutor de empresa, instalaciones, apoyo administrativo en la gestión, entre otras) y, en definitiva, contribuye a acercar el mundo empresarial al mundo educativo.

“El mercado laboral es cada día más exigente e incierto. Esto conlleva, por un lado, que las empresas demanden habilidades orientadas a aumentar su productividad y competitividad, tales como los idiomas o la innovación”, señala Tosca. 

En su opinión, la implantación de la Fp Dual no se consolidará en España hasta que las pymes, que representan el 99% del tejido empresarial español, consideren las ventajas que esta alternativa educativa puede ofrecer a sus estructuras productivas.