Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un paciente con párkinson / ARCHIVO

Estimulación cerebral profunda contra el párkinson

Los estudios demuestran que los síntomas de la enfermedad se desarrollan en pacientes con una pérdida de más del 80% de células productoras de dopamina en la sustancia negra

6 min

El pasado 11 de abril se celebró el Día Mundial del Parkinson. Una fecha que coincidió con el aniversario de James Parkinson, neurólogo británico que en 1817 descubrió lo que en aquel tiempo llamó parálisis agitante y que hoy se conoce con el mismo apellido del doctor.

Para conocer en profundidad esta enfermedad y sus posibles tratamientos, los especialistas en Neurocirugía y Neurología del Hospital El Pilar, el doctor Pedro Roldán y el doctor Francisco José Gil, explican a este medio algunos de los aspectos clave.

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo causado por la degeneración de las células nerviosas en la zona del cerebro denominada sustancia negra, que controla el movimiento. Se trata de células nerviosas que mueren o se deterioran, hasta que pierden la capacidad de producir una sustancia química especialmente importante para la función motora del organismo llamada dopamina

Los estudios han demostrado que los síntomas de la enfermedad de Parkinson se desarrollan en pacientes con una pérdida del 80% o más de células productoras de dopamina en la sustancia negra.

La importancia de la dopamina

Según explica el doctor Roldán, normalmente la dopamina opera en equilibrio con otros neurotransmisores para ayudar a coordinar a los millones de células nerviosas y musculares involucradas en el movimiento. 

Pero sin suficiente dopamina, este equilibrio se interrumpe, provocando temblores en las manos, brazos, piernas y mandíbula, rigidez de extremidades, lentitud de movimiento y deterioro del equilibrio y la coordinación, todos ellos síntomas característicos del párkinson.

Diagnóstico y tratamiento 

Por otro lado, según los especialistas, la mayoría de los pacientes de párkinson reciben tratamiento con medicamentos para aliviar los síntomas de la enfermedad. Para muchos pacientes con párkinson, los medicamentos son efectivos para mantener una buena calidad de vida. 

Sin embargo, a medida que avanza el trastorno, algunos pacientes varían en su respuesta al tratamiento. “Estos problemas generalmente se pueden controlar con cambios en los medicamentos, aunque según el tipo y la gravedad de los síntomas, el deterioro de la calidad de vida del paciente y su salud podría considerarse la cirugía como siguiente paso”, explica José Gil.

Atención de vanguardia

Por ello, es necesaria una atención de alta calidad como la que se ofrece en el Hospital El Pilar, a través del equipo NeuroCare Barcelona, que usa tecnologías avanzadas de imagen y orientación para procedimientos mínimamente invasivos. 

Estos están asistidos por computadora, que apuntan con gran precisión a las estructuras cerebrales clave y permiten a nuestros neurocirujanos planificar y realizar cada operación con la mayor precisión posible, reduciendo así la probabilidad de complicaciones.

Minimizar la sintomatología

“Somos especialistas en la estimulación cerebral profunda (DBS), en la que los electrodos se colocan con altísima precisión en la parte seleccionada del cerebro para la condición específica. La estimulación proporcionada al cerebro minimiza la sintomatología”, explica el neurocirujano. 

De este modo, los electrodos de estimulación se conectan a un dispositivo generador de impulsos o neurogenerador que permite al médico regular la terapia sin necesidad de nuevas cirugías. “La estimulación cerebral profunda ha permitido a muchos pacientes de párkinson minimizar su dependencia de los medicamentos”, añade Roldán.

Tecnología de última generación

Esta cirugía se realiza en el Hospital El Pilar bajo anestesia general haciendo que se trate de un proceso más confortable y seguro para el paciente, no se rasura el cabello para evitar que sea un proceso traumático y estético para el paciente. 

Así, el centro cuenta con tecnología de última generación: imagen intraoperatoria, electrodos direccionables y batería recargable, lo cual hace el proceso mucho más seguro, efectivo y con una duración garantizada de 25 años.

Equipo especializado

“Además, somos pioneros en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson, formando un equipo líder con gran experiencia en tratamientos quirúrgicos para las afecciones causadas por este tipo de trastornos y su dolor”, añade el especialista en Neurocirugía.

En este sentido, el equipo de Neurocirugía en el Hospital El Pilar ofrece una gran variedad de opciones de tratamiento avanzadas para personas afectadas por esta enfermedad y por otro tipo de trastornos del movimiento, y trabaja en estrecha colaboración con un equipo experto en Neurología y Rehabilitación. “Creamos un plan de atención integral para optimizar el tratamiento antes, durante y después de la cirugía, siendo este enfoque de equipo multidisciplinario, es una de las características de nuestro cuidado experto", concluye el doctor Roldán.