Menú Buscar
Imagen de una manifestación independentista en una Diada del 11 de septiembre en Cataluña / EFE

El pesadísimo bombardeo de invitaciones a la “mani” de la Diada

2 min

Desde hace semanas, diputados de Junts pel Sí –CDC y ERC--, así como dirigentes afines al movimiento independentista, reciben diariamente un correo electrónico en el que se les invita a acudir a la manifestación secesionista de la Diada. Un día es el presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez. Otro día, es el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart –ambas formaciones son las responsables de organizar esa movilización-. Al día siguiente es el secretario, y al otro, el tesorero. “Después recibes emails de gente que no conoces, pero que aprovechan esa vía como escaparate para darse a conocer. ¡Son muy pesados!”, explica a Crónica Global un miembro de la coalición secesionista.

El temor a una desmovilización el 11 de septiembre está muy presente, de ahí que, en lugar de convocar un acto central, se hayan organizado cinco en distintos puntos del territorio. Asimismo, la presencia del expresidente de la Generalitat, Artur Mas, y de su sucesor, Carles Puigdemont, pretende ser un revulsivo, frente a la decisión del líder de ERC, Oriol Junqueras, de sumarse a un acto en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) junto a Podemos y la CUP, lo que ejemplifica la fractura del mundo separatista. Pero de momento, 300.000 personas se han inscrito a esas concentraciones, frente a las 500.000 de años anteriores.