Universo Blaugrana

Sergio Busquets, luchando por un balón con Ante Budimir / EFE

Sergio Busquets, luchando por un balón con Ante Budimir / EFE

Busquets se despide con un partido horrible en el Sadar

Mala actuación del de Badía, que perdió demasiados balones en zonas comprometidas

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

09.11.2022 11:34h

2 min

El FC Barcelona consiguió una épica y trascendental victoria este martes en El Sadar, donde confirmó que será líder en Liga hasta 2023, como mínimo. Los de Xavi Hernández protagonizaron una segunda mitad en la que, pese a estar con diez futbolistas sobre el césped, supieron acorralar a Osasuna y remontar una situación muy adversa.

Los agobios progresivos de Busquets

No todos los jugadores rindieron de la misma forma. Aunque en el segundo tiempo el juego coral del equipo fue realmente bueno en todas las facetas, no hay que olvidar que en la primera parte el equipo culé se descarriló sobremanera. Especialmente, durante los últimos quince minutos del primer acto. Uno de los protagonistas negativos fue Sergio Busquets. El de Badía se agobió, no estuvo fino en las combinaciones y perdió balones en zonas muy peligrosas del campo, que bien podrían haber acabado en tragedia.

Con el partido sin gobierno en la primera mitad, Busquets fue atropellado por la intensidad de Osasuna y perdió la marca en el gol de los rojillos, obra de David García. Una diana, por cierto, que debería haber sido anulada por una falta clarísima de Unai García a Marcos Alonso. Sea como sea, Busi falló en la jugada y anduvo lento, despistado y perdido durante los primeros 45 minutos.

Sergio Busquets, durante un partido con el Barça esta temporada / REDES

Sergio Busquets, durante un partido con el Barça esta temporada / REDES

Por suerte para los intereses culés, se recompuso en la segunda parte. Desde hace años el equipo se balancea entre estas dos versiones del pivote blaugrana. Busquets forma parte, como Piqué y Jordi Alba, de una generación que da sus últimos coletazos, y que será cortada de raíz al término de la presente temporada 2022-23. El central catalán ya vivió en el Sadar su último partido con el Barça, y Busquets se prevé que haga las maletas una vez finalice el presente curso, de la misma forma que el carrilero de L'Hospitalet.

Mucho mejor en la segunda parte

Durante los segundos 45 minutos, Busquets consiguió desplegar mejor su juego al no tener que recorrer tantas distancias y estar más arropado por sus compañeros. Con el partido a menos revoluciones, recuperó algo de control y ejerció de termómetro culé. El gol de Pedri dio tranquilidad a un Barça mejor con diez que con once, contra todo pronóstico. Y Busquets, ya sin la presión de la primera parte, fue encontrando su sitio en el partido.

Ahora se marcha para jugar con España el Mundial de Qatar 2022, un torneo en el que también se espera que dispute muchos minutos al ser un fijo para Luis Enrique. En la segunda mitad de la temporada 2022-23, no obstante, Xavi Hernández necesitará dosificarle más a menudo por la acumulación de partidos. El final de otra leyenda del club azulgrana se acerca...

 
Hoy destacamos