Palco

Laporta, durante su discurso sobre los resultados económicos del Barça en la asamblea de compromisarios / FCB

Laporta, durante su discurso sobre los resultados económicos del Barça en la asamblea de compromisarios / FCB

Los tres motivos que explican los malos resultados económicos del Barça

El club, presidido por Laporta, se enfrenta a un objetivo complicado para reequilibrar el patrimonio

Ángel Álvarez

21.11.2022 00:08h

3 min

El panorama financiero del FC Barcelona es, cuanto menos, preocupante. A pesar de las medidas tomadas por parte de la directiva de Joan Laporta en verano para aliviar un poco la carga, lo cierto es que todavía existen resultados económicos que significan un problema para la entidad culé. Uno de ellos está vinculado con las pérdidas ordinarias del club, debido a que superan los 200 millones de euros. Ese saldo se puede explicar a partir de la desviación negativa de entorno a los 100 millones, los cuales se pueden dividir tres grandes puntos.

Jaume Guardiola, antiguo presidente de la comisión económica del Barça, señaló que es una situación normal por el contexto actual del club, aunque va en contra de lo que necesitan para reequilibrar el patrimonio. Cabe recordar que en el último informe económico se reflejó una recuperación parcial del patrimonio neto con 98 millones de euros, lo que significa que el balance actual negativo es de 353 millones.

Jaume Guardiola , en la asamblea de socios compromisarios del Barça del ejercicio 21-22 / FCB

Jaume Guardiola , en la asamblea de socios compromisarios del Barça del ejercicio 21-22 / FCB

Desviación en Champions: 12 millones

Dentro del presupuesto establecido del Barça en la actual temporada se contemplaba que el equipo de Xavi Hernández, como mínimo, clasificara a los cuartos de final de la Champions League. El objetivo ha estado lejos de la realidad, tomando en cuenta que los azulgranas no fueron capaces de superar la fase de grupos. Esa eliminación supuso un impacto negativo de 21 millones de euros para las arcas del club.

Aunque de esa cifra hay que recortar nueve millones, los cuales están relacionados con las primas que los futbolistas tienen en sus respectivos contratos. Es importante también destacar que el club puede solventar aún más esas pérdidas, pero dependerá exclusivamente si conquistan la UEFA Europa League, que por segundo año consecutivo estará disputándose en el Spotify Camp Nou.

La desviación de sponsors: 47 millones

En este sentido, el golpe financiero para el FC Barcelona se calcula en 47 millones de euros, debido a la finalización de los contratos comerciales con Beko y Rakuten, quienes durante varios años fueron de los principales sponsors dentro de la institución catalana. La fuga de patrocinadores ha sido mortal en el ciclo presidencial de Laporta, que apenas tuvo algo de oxígeno con el acuerdo firmado con Spotify para tener los derechos del estadio, así como presencia en las camisetas.

Por ahora se han logrado sumar algunos nuevos sponsors a la lista de aliados, pero a un ritmo lento y sin tampoco ser empresas que aporten una enorme suma de capital a las cuentas del Barça. En el orden de prioridades de la junta está en firmar un acuerdo para la manga de la camiseta del equipo masculino, que en años anteriores llegaba a aportar una cifra cerca a los 20 kilos. Pero el tiempo sigue corriendo y las soluciones no parecen satisfacer del todo a la cúpula.

La desviación de gastos ordinarias: 48 millones

Este apartado tiene relación con el incremento de gastos, los cuales están encima de lo previsto en el club. Para explicar esta situación, la directiva se ha remitido en más de una ocasión a los contratos heredados del grupo de capitanes y de otros jugadores que también suponen un problema financiero. Sin embargo, no hay que dejar de lado a los nuevos jugadores que ingresaron al FC Barcelona y cuyos sueldos no son precisamente bajos.

Evolución de la masa salarial del Barça hasta la temporada 2022-23 / FCB

Evolución de la masa salarial del Barça hasta la temporada 2022-23 / FCB

La inesperada retirada de Gerard Piqué, que está dispuesto a liberar una parte del dinero que tiene pendiente con la entidad, supone un alivio en este sentido. También el hecho que la junta de Laporta está trabajando en la reducción salarial de dos jugadores --Frenkie de Jong y Ter Stegen--, al igual que la venta de algún descarte en invierno. Posibles soluciones que deberían mejorar parcialmente el panorama para la institución en 2023.

 
Hoy destacamos