Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varias personas consultan su móvil trucos

Cinco trucos para empezar tu desintoxicación digital

Cambiar algunos hábitos puede ayudar no estar tan pendientes de los dispositivos móviles y disfrutar de momentos sociales sin redes

3 min

Los teléfonos móviles, Internet y las redes sociales se han convertido en una forma de vida paralela a la real, en la que muchas personas invierten más tiempo que en sus círculos sociales más cercanos.

Sin ser conscientes de ellos, muchas personas se han convertido en adictas a estas plataformas online y a las relaciones personales a través del móvil. Físicamente presentes, estamos psicológicamente ausentes cuando no prestamos atención a lo que nos rodea por ceder ante el teléfono móvil, un objeto que siempre llevamos a todos lados y del que estamos pendientes.

Para poner freno a este consumo constante de estos dispositivos, hay algunos trucos que pueden conciliar tus relaciones personales sin tener que dejar de lado la tecnología.

  • Ocultar el móvil y no poner sonido a los mensajes entrantes: En el trabajo debemos evitar tener el móvil constantemente a nuestro alcance, a no ser que sea una herramienta de trabajo fundamental. Ponerlo en silencio y alejado de la zona de trabajo nos puede ayudar a centrarnos más en nuestras tareas. Además, las personas que nos rodean pueden pensar que no son suficientemente importantes si no dejas a un lado tu móvil, por lo que la relación profesional puede verse afectada. Se recomiendo comprobar el teléfono cada x horas y contestar a todo de una vez.
  • Dejar de usar el teléfono como relleno de tiempo. Todos los momentos libres que tengamos no debemos dedicarlos al teléfono. La pantalla puede esperar, aunque estemos ansiosos o aburridos. Hay otras cosas de las que se puede disfrutar
  • Practicar mindfulness. Muchos estudios aseguran que tener la consciencia en el presente con atención plena (mindfulness) nos ayuda a tomar mejores decisiones, reduce el estrés y ansiedad y mejora nuestro estado de ánimo. Con esto podremos tener mayor control sobre nosotros mismos.
  • Convertirnos en modelo de buenos modales en el trabajo (y fuera).Estar constantemente al teléfono en el trabajo o cuando disfrutamos de tiempo libre con nuestros amigos puede resultar irrespetuoso. Consciente o inconscientemente estamos influyendo en nuestro entorno.

No llevar el teléfono al dormitorio. Dejarlo siempre fuera, y si hubiera alguna urgencia podríamos oírlo, pero cerca de nosotros nos impide dormir lo suficiente y con profundidad. Cuando no dormimos suficientes horas o lo hacemos de manera superficial pendientes del teléfono, tanto nuestra salud como nuestras capacidades cognitivas se resienten

Destacadas en Crónica Directo