Menú Buscar
Un taco para cuchillos, herramienta con la que el joven habría tratado de asesinar a su novio / CG

Un joven de Málaga trata de acuchillar a su novio infiel

El detenido lo achaca a un ataque de celos al enterarse de que su pareja, que sufrió serios cortes en la mano, le había engañado con otra persona

3 min

La Policía Local de Málaga ha arrestado a un joven de 31 años y nacionalidad colombiana por tratar de asesinar a su pareja sentimental asestándole una puñalada en el pecho. La víctima, por fortuna, solo tuvo que ser atendido por graves cortes en la mano, ya que la habría empleado a modo de escudo ante el ataque con arma blanca.

Según han contado los dos participantes de la riña, el detenido trató de acabar con la vida de su novio --también de origen colombiano-- debido a un ataque de celos, al descubrir que le había sido infiel con otra persona. El arrestado fue detenido inicialmente por un delito de violencia en el ámbito familiar y lesiones con arma blanca, aunque estos cargos se podrían elevar a tentativa de homicidio.

Una llamada dio el aviso

Los hechos se produjeron en un inmueble de la zona de Carretera de Cádiz, en Málaga, hacia las 3:30 horas de la madrugada. El 092 de la Policía Local recibió una llamada de alerta de uno de los vecinos informando de una fuerte riña en el interior de un domicilio, por lo que los agentes se trasladaron de inmediato a cubrir el aviso.

Cuando llegaron, les abrió la puerta el herido, de 38 años, con la mano izquierda vendada con un trapo ensangrentado. Les permitió pasar a la vivienda sin problemas, ofreciéndose a colaborar fácilmente. Una vez dentro, los agentes vieron restos de sangre por todo el domicilio que revelaban que algo serio había ocurrido.

Infidelidad y celos

La víctima les informó de que había tenido una fuerte discusión con su novio, por lo que él se le había abalanzado con un cuchillo al grito de "tengo que matarte" y con la intención de clavárselo en el pecho. Una versión que corroboraron otras dos personas que se encontraban dentro de la vivienda y fueron testigos de los hechos. El agredido relató que logró salvar su vida al colocar la mano a modo de escudo, sufriendo varias heridas que precisaron puntos de sutura. 

Los policías localizaron, en la misma casa, al compañero sentimental, quien no dudó en corroborar, también, estos hechos y que habría justificado la agresión achacándolo a un ataque de celos al descubrir que la víctima le había sido infiel. El joven fue detenido y trasladado a dependencias policiales, mientras que la víctima afirmó que iba interponer una denuncia una vez recibiera el alta en el centro sanitario en el que le atendieron.