Menú Buscar
Imagen de la ciudad de Rabat / PIXABAY

Rabat estrena su primera bienal

Una edición marcada especialmente por el carácter feminista de la convocatoria

CARLOS ZAPATERO
3 min

El pasado lunes se presentó ante los medios de comunicación la que va a ser la primera bienal de la ciudad de Rabat, en Marruecos. Una primera edición caracterizada por la presencia y el papel de la mujer en el mundo del arte, un aspecto que ha marcado profundamente el atención del cartel. 

El encuentro ofrece las obras de 63 artistas femeninas procedentes de más de 25 países. En total, el número asciende a 106 si incluimos a las directoras de cine que se exhiben a lo largo de todo el festival. Una presencia femenina que supone el 83% sobre el total de participantes.

En pro del feminismo

"Mientras sea más importante seguir nuestras normas que seguir nuestros corazones, yo seré feminista" ,este es el mensaje que reza el cartel de bienvenida que se encuentra en el principal lugar de exposiciones de la Bienal, en la fachada del Museo Mohamed VI de Arte Contemporáneo. 

Destaca también la frase del comisario de la exposición, Abedlkáder Damani. "El trabajo del comisario es totalmente subjetivo. Si uno es justo y analiza su trabajo, te das cuenta de que lo que el mundo le ofrece es un 90% de artistas hombres y un 10% de artistas mujeres".

La figura de Um Kalthum

Otro de los puntos clave sobre los que se centra esta primera edición de este festival es el homenaje a la cantante egipcia Um Kalthum, uno de los nombres propios de la música árabe que murió en el año 1975 a los 76 años de edad.

Sin embargo, no es la única figura femenina que destaca. Y es que por parte de nuestro país, son varias las artistas que tendrán hueco en su interior. Una de ellas es Lara Almarcegui, seleccionada artista española en la Bienal de Venecia de 2013. Además de la arquitecta Maria Mallo, otra de las artistas reconocidas de nuestro país.

La importancia del arte en Rabat

La inauguración del museo de Arte Contemporáneo de Rabat ha supuesto un punto de inflexión para la ciudad marroquí en términos artísticos. Muy concienciada por convertirse en una referencia cultural en el país africano.

Una buena muestra de ello han sido las exposiciones que ha recogido en los últimos años, como la de Picasso, la muestra de cuadros impresionistas del museo de Orsay, en París, o la colección de grandes pintores españoles cedidos por el Banco de España.