Menú Buscar
Las Nike "Moon Shoes" que ha subastado Sotheby's / SOTHEBY'S

Las Nike de récord: vendidas por más de 435.000 dólares

Unas "Moon Shoes" diseñadas para las olimpiadas de 1972 marcan un hito en una subasta

3 min

435.000 dólares es la cantidad récord que se ha pagado por unas zapatillas de deporte. Concretamente ha sido por unas exclusivas Nike "Moon Shoe" con suela de tacos de goma, con un patrón que recuerda a unos gofres, en una subasta organizada por la empresa internacional dedicada a este tipo de acciones Sotheby's.

Miles Nadal ha sido la persona que ha desembolsado la citada cantidad de dinero y ha conseguido así el récord de tener las zapatillas más caras del mundo.

De los gofres a la Luna

Las Nike "Moon Shoe" son unas zapatillas especiales, pues se trata de un calzado hecho. Según apunta la web de Sotheby's dedicada al artículo ya vendido, fueron diseñadas por el cofundador de Nike, Bill Bowerman, quien se inspiró en la plancha de gofres de su mujer para crear una suela con tacos de goma que favorecería la tracción de los corredores (y de la que surgiría la hoy ya conocida como suela waffle).

El nombre original era Nike Waffle Racing Flatspero recibió el apodo de las "Moon Shoes" (zapatos lunares en español) por las marcas que dejaban en el suelo y que recordaban a las de los astronautas en la Luna.

Zapatillas exclusivas

Estas fueron unas zapatillas muy exclusivas, pues solo se fabricaron 12 para corredores en los Juegos Olímpicos de 1972. Fue la tienda especializada en ropa y calzado deportivo e informal, Stadium Goods, la que se alió con Sotheby's para subastar de forma online estas "Moon Shoes".

Pero además de estas Nike, el coleccionista adquirió también una colección compuestas por otras 99 zapatillas a cambio de 850.000 dólares con las que este empresario planea hacer una exposición en su museo de Toronto para exhibirlas.

Récord anterior

Antes de la compra de estas Nike "Moon Shoe" del año 1972, el récord por la compra más elevada de unas zapatillas fue por unas Converse que la mismísima estrella del baloncesto, Michael Jordan, utilizó e incluso firmó en las finales de las Juegos Olímpicos de 1984.

Estas llegaron a ser compradas por un total 190.373 dólares y fueron vendidas en el año 2017.

Destacadas en Crónica Directo