Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vicenç Mustarós / CEDIDA

Vicenç Mustarós: "La moda está en manos de los homosexuales y de las mujeres"

El director creativo del Off Modo Fashion Festival presenta este 9, 10 y 11 de junio en Vic las nuevas colecciones de 17 diseñadores que reivindican la moda de autor, innovadora y creativa

12 min

Vicenç Mustarós es uno de los grandes directores creativos de España. Con la moda de autor por bandera, el diseñador catalán es el creador de la 080 Barcelona Fashion. Ahora, sin embargo, se encuentra enfrascado en la tercera edición del Off Modo Fashion Festival

Un evento en el que la moda de autor será la principal protagonista y los 17 diseñadores que participan presentarán sus propias colecciones trabajadas desde un punto de vista experimental e innovador. Son tres días, el 9, 10 y 11 de junio, en los que Vic se convertirá en el epicentro de la moda, con pasarelas, desfiles, charlas y mucha pasión por este sector. 

"La moda como cultura"

Lo que pretende Mustarós con este proyecto es, por una parte, dar a conocer a estos diseñadores internacionalmente para abrirles las puertas en su incipiente carrera. Por otra, conseguir que la moda de autor tenga sus propios puntos de venta y se distribuya de la misma manera que la moda de lujo. 

Dos puntos clave sobre los que Vicenç siempre ha enfocado su trabajo, reivindicando "la moda como cultura" e intentándola elevar al mismo nivel que la gastronomía, por ejemplo. No obstante, el catalán ya lleva 30 años en el sector y tiene claro que este será su "último gran proyecto". Sobre esto y sobre el papel de la moda catalana en el mundo, Vicenç Mustarós reflexiona en una conversación con Crónica Directo

--Pregunta: ¿Por qué dice que este será su último gran proyecto?

--Respuesta: Porque tengo una edad ya [risas]. Cuando hago un proyecto, pongo mucho de mí, no lo puedo evitar. Pero desde que empecé el Off Modo le dije a todo mi equipo que solamente haría tres ediciones. Nunca me ha gustado aposentarme en algo, yo soy un poco nómada y cuando creo algo, al cabo de un tiempo, me gusta que se genere un relevo. Eso no quiere decir que me aparte del todo, sino que estaré como asesor, porque yo no creo que me vaya a jubilar nunca

Vicenç Mustarós en el evento de presentación del Off Modo Fashion Festival en el Hotel Royal de Paseo de Gracia / CEDIDA
Vicenç Mustarós en el evento de presentación del Off Modo Fashion Festival en el Hotel Royal de Paseo de Gracia / CEDIDA

--¿Por qué se eligió Vic como el escenario del festival?

--Yo siempre he sido partidario de descentralizar y creo que Barcelona está muy cargada de eventos. Vic es una buena ciudad, culturalmente rica, bonita, muy cercana a la capital... Además, la mayoría de grandes festivales, tanto de moda como de otros ámbitos, no se hacen en las grandes capitales; sino mira el festival de Cannes

--¿De qué manera se dan a conocer a los nuevos diseñadores en eventos como el Off Modo?

--El festival intenta acercar la moda de autor a la gente de la calle. Uno de los grandes errores que hemos cometido los profesionales del sector en este país es alejar la moda de la gente de a pie. Y, precisamente, este espacio lo ha ocupado muy fácilmente Inditex, H&M y este tipo de tiendas. La gente ve un desfile de moda y piensa: "Esto es muy inalcanzable, esto no me lo puedo poner yo, esto es muy caro…", y no es verdad. 

--¿La moda de autor no es tan cara como parece?

--No, no siempre. Yo diría que la moda de autor tiene los precios más justos de todos. Yo creo que la gente ha perdido un poco la referencia del precio justo. Una camisa en Zara vale 50 euros, pero es imposible hacer una camisa con ese precio sin matar a nadie. Zara gana la mitad, pero por 25 euros no se consigue tener los tejidos, botones, producción, patronaje... Por otro lado, tampoco creo que sea lógico comprar en una marca de lujo como Dolce & Gabbana un tejano por 300 euros; es un robo a mano armada

--La gente de a pie también puede pensar que no se pondría ese tipo de ropa. 

--Este problema es porque no existe la cultura de la moda en España, pero la gente lo que tiene que hacer es probar y arriesgarse, porque muchas veces nos olvidamos de la comunicación no verbal, que es muy importante, y también sirve para expresarnos. 

Cartel de la tercera edición del Off Modo Fashion Festival en el Hotel Royal de Paseo de Gracia / CEDIDA
Cartel de la tercera edición del Off Modo Fashion Festival en el Hotel Royal de Paseo de Gracia / CEDIDA

--¿Por qué cree que la moda de autor no es tan popularmente conocida?

--El gran problema de la moda de autor es llegar al público final, porque el mercado está colapsado por las grandes cadenas de distribución, por el lujo, las marcas, etcétera. En este sentido, el diseñador tiene pocas opciones: una, crear su propia tienda, pero solo una, porque hacer muchas tiene un coste económico bastante grande; dos, vender online, pero esto ya lo hacen, aunque no es fácil porque hay mucha competencia; y tres, compartir tiendas.

--¿En qué lugar está la moda de autor catalana a nivel internacional?

--La moda de autor es el I+D+I del sector. Sin diseñadores, que son la vanguardia, la moda no existe. En este país no hay moda, solo se conoce a Sivila, Miguel Adrover, Agatha Ruiz de la Prada... En Barcelona hay buenos cocineros, buenos arquitectos, buen diseño... ¿Y la moda? No se conoce. 

--¿Por qué cree que la moda no se equipara a estos otros ámbitos de la cultura?

--Porque no hemos sabido generar cultura de moda. Aquí todo el mundo sabía que se comía bien con la cocina mediterránea, pero hasta que no salió Ferrán Adriá y rompió las reglas y se internacionalizó, no se empezó a valorar como se merecía. También hemos generado cultura de vinos, aceites, agua... Eso se podría equiparar también al "universo moda", porque la moda no es solo ropa. 

--¿Qué otros elementos visten a la moda?

--Las grandes tiendas de moda del mundo son concept store, tiendas de concepto donde tú puedes comprar ropa, pero también muebles, vajillas, ropa de casa... Al final la moda es todo: tu forma de vida, cómo vas vestido, el vaso en el que bebes, la libreta en la que escribes, la ropa de cama, las toallas... Todo esto forma parte de tu universo y ahí estamos muy verdes todavía. Y mira que Zara y H&M lo hacen. 

--¿Qué diferencia hay entre este tipo de tiendas y la moda de autor?

--No tienen nada que ver. Los diseñadores pueden hacer muchas cosas a parte de moda. Una de nuestras diseñadores del Off Modo, que es ucraniana, hace moda, canta, pinta, ha escrito un libro de poemas... Un creador es una máquina de crear, pero en España lo estamos perdiendo. 

Modelos en las anteriores ediciones del Off Modo Fashion Festival / CEDIDA
Modelos en las anteriores ediciones del Off Modo Fashion Festival / CEDIDA

--¿Por qué cree que este tipo de tiendas le han tomado la delantera a la moda de autor?

--Llega un punto en el que llenar una tienda de productos de moda conceptual o de autor cuesta mucho dinero, ya que en seis meses tienes que vender todo lo que has comprado. Además, una concept store tiene que cerrar el concepto e ir a por un público concreto. Este es el error que cometen muchos diseñadores en España: tú no puedes intentar abarcar a todo el mundo, sino que hay que centrarse en un tipo determinado de cliente y hay que defenderlo a toda costa creando productos exclusivamente solo para él. Por eso, aunque la moda de autor sea más creativa, no genera tantos puestos de trabajo.

--¿Qué opina de la moda ecológica o sostenible?

--Desde hace años llevo advirtiendo de que como esto de la moda ecológica sea un negocio, va a haber ropa ecológica en Zara, en Lidl y en todos los sitios. El problema no es que sea ecológica, el problema es que sea ético. Vale, sí, el algodón es ecológico, pero el hombre que lo cultiva, ¿qué? ¿En qué condiciones lo hace? ¿Dónde se produce? ¿En Bangladesh con unos sueldos bajísimos? El algodón será ecológico, pero no ético. Por eso, para mí, por encima de todo, está la ética. La moda de autor normalmente es ética. A veces es ecológica y a veces no, pero tampoco es tan importante. 

--¿Es un buen momento para las mujeres en el sector de la moda?

--Sí, de hecho, de 17 diseñadores que presentan colecciones este año, 13 son mujeres. Y en las escuelas de moda, el 90% de las alumnas son mujeres. La moda de autor es de los pocos sectores en los que la mujer tiene un papel donde el machismo no se manifiesta tanto. 

--Sin embargo, la cara visible siguen siendo hombres...

--La moda está en manos de los homosexuales y de las mujeres. El papel del hombre heterosexual es mínimo y lo ha sido siempre. Hay grandes diseñadores que lo son y que tratan muy bien a la mujer, porque un diseñador siempre tendrá un punto de sensibilidad, por lo que es muy difícil que sea un machista. El problema está en la cumbre y los que gestionan las grandes empresas de moda.