Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de Tamara Falcó en 'El Hormiguero' / ANTENA 3

Tamara Falcó tacha de "incultos" a los estadounidenses

La hija de Isabel Preysler ha relatado cómo fueron sus años en territorio estadounidense, a la vez que confesaba haber organizado una fiesta clandestina

3 min

Tamara Falcó la ha vuelto a liar parda. No falla, cada vez que la hija de Isabel Preysler habla, sube el pan. En esta ocasión, la experta en moda se incorporaba a la tertulia de El Hormiguero junto a Núria Roca, Juan del Val, Cristina Pardo y Pablo Motos para comentar las elecciones de EEUU... y criticar (con cariño) a los estadounidenses quienes, según ella, no van sobrados de cultura.

Ahora, Tamara Falcónuestra cocinera favorita, ha aprovechado su colaboración con El Hormiguero para hablar de su paso por Estados Unidos, donde fue a cursar sus estudios superiores. Una experiencia que le ofreció a la hija de Isabel Preysler una visión un tanto particular sobre sus habitantes: "Son un poco incultos", afirmaba la nueva marquesa de Griñón.

Tamara Falcó, una norteamericana más

Y es que pese a que la hija de Isabel Preysler haya intentado quedar bien con los yankees con frases como "son unos buenazos", el mal ya estaba hecho. Según ha relatado ella misma, en la actualidad todavía permanece muy ligada al territorio norteamericano, puesto que dos de sus hermanos, Chabeli y Enrique Iglesias, son residentes del estado de Florida.

Aunque para Tamara hay algo mucho peor que esa presunta "incultura" de los estadounidenses. La colaboradora de televisión no les va a perdonar jamás a los de Massachusetts que la dejaran sin fiesta de promoción en el último año de instituto.

Una fiesta "clandestina", 'by Tamara Falcó'

Esa "americanada" en toda regla que nos han intentado colar a través de películas como Grease o High School Musical, donde los jóvenes del último curso celebran una ceremonia que termina con un colosal baile.

Pues bien, resulta que la realidad no siempre es así y si no que se lo pregunten a Tamara Falcó que se quedó sin tan mítica fiesta tras graduarse. Eso sí, lejos de resignarse a no poder disfrutar de tan célebre momento, Tami ha confesado que fue ella misma quien organizó un "fiestón" para el que agotó todas las entradas y que pudo contar con un romántico beso como broche de oro final.

Destacadas en Crónica Directo